pop

7 videojuegos que necesitan un remake YA

Si algo nos ha enseñado el cine en los últimos años es que el ser humano tiene la increíble capacidad de disfrutar una y otra vez las mismas historias, siempre y cuando estas contengan ciertos elementos de éxito como pueden serlo el correcto reciclaje de personajes, los guiños a las versiones clásicas o simplemente la estricta fidelidad a ellas. Así es como los remakes han tomado las riendas de la industria, haciéndonos pensar que a Hollywood ya no se le ocurre nada original.

Pero lo cierto es que muchas veces disfrutamos de esos remakes. Por lo tanto, la consigna es muy sencilla y sin duda ya se ha visto también en videojuegos, pero aún así creemos que se están dejando afuera algunas buenas ideas. Por eso queremos sugerir estos 7 remakes de videojuegos que quisiéramos ver cuanto antes.

1. Zombies Ate my Neighbors (1993)

Konami/LucasArts

Este juego bien podría ser el abuelo de Plants vs Zombies. Tiene sus buenas cuotas de humor negro y absurdo, y una consistencia gráfica de deliciosos píxeles para aquellos 16 bits del Super Nintendo o el Mega Drive. Un remake de Zombies Ate my Neighbors bien podría respetar la calidad gráfica en una estética pixelada, pero por supuesto que debería darnos la posibilidad de movernos en un mundo abierto con una atrapante historia, cinemáticas espectaculares y millones de guiños a todas las franquicias de zombies que sea posible incluir por cuestiones de derechos.

2. Duke Nukem 3D (1996)

Claro que sí, campeón. Si bien Duke Nukem ya ha vuelto en otras entregas y expansiones, el remake de Duke Nukem 3D nos daría la posibilidad de revivir la mejor de las aventuras de este irreverente personaje, incrementando sus gráficos y llevando la trama al extremo de lo políticamente incorrecto y lo gore. Candidato ideal para VR, ¿no les parece?

3. Ice Climber (1985)

Nintendo

Bajemos un poco el tono y pongámonos más inofensivos e inocentes. Antes de que empiecen a tirarme con trozos de icebergs y focas, lean mis argumentos, por favor. ¿A quién no le gusta un buen juego competitivo para sacarse chispas con sus amigos? Imagínense jugar unas partidas de Ice Climber con un grupo de amigotes, en línea o con cuatro joysticks, todos contra todos o en equipos, con la posibilidad de desbloquear logros, habilidades y herramientas, o incluso pudiendo añadir mejoras a los personajes o personalizando a nuestros esquimales. De más está decir que las características gráficas deberían estar a la altura de los tiempos que corren. No sé a ustedes, pero a mí se me hace muy tentadora la idea.

4. Shadow Dancer (1989)

Sega

Este juego es una selección muy personal, ya que le guardo un particular cariño desde mi niñez. No era un gran juego, pero tenía algunos rasgos destacables, como buenos escenarios (muy mejorables si se hicieran en un mundo abierto), una historia interesante, diversas armas que podrían tener distintos upgrades, y lo mejor de todo: la compañía de Yamato, el perro lobo que sigue al protagonista en sus aventuras y al cual podríamos controlar como un personaje más, con otras posibilidades.

5. Twisted Metal (1995)

Sony Computer Entertainment

La musa inspiradora de la serie Carmageddon. El Twisted Metal era todo lo que estaba bien en cuanto a juegos de destrucción y competencia con autos cargados de armamento. Tal vez en una versión actual podría incluirse la posibilidad de tomar el control del conductor y no solo del vehículo, añadiendo un componente de riesgo al ser un peatón rodeado por máquinas asesinas, y de paso marcando una diferencia con la versión que tuvo el juego en 2012.

Otra buena idea sería inspirarse en GTA y parodiar ciudades del mundo real como escenarios, para darle un atractivo extra a quienes disfrutan del turismo mientras hacen volar coches por los aires. 

6. Cadillacs and Dinosaurs (1993)

No hace falta ahondar demasiado en lo que esperaríamos de un remake de este fabuloso título, uno de los grandes favoritos de todas las épocas entre los jugadores de arcades. Un mundo que conjuga un futuro posapocalíptico con las temibles criaturas de la prehistoria, vehículos, armas y personajes realmente bad-ass. Actualizando sus gráficos y haciendo una buena selección de misiones principales y secundarias podemos tener un excelente punto de partida para un juego entretenido y desafiante.

7. Battletoads (1991)

Rare

Claro, como las Tortugas Ninja pero con sapos... Antes de que lo digan ustedes, lo escribo yo. Quien haya jugado este clásico sabe que pocos juegos son tan entretenidos como difíciles. Con una puesta a punto puede hacerse un juego totalmente dominado por el absurdo y la confusión, ideal para jugar de a varios participantes y repartir golpes entre amigos y enemigos. Y quién sabe, quizás hasta se puedan incluir cameos tomados de Double Dragon...

¿Qué otros juegos te gustaría que tuvieran un remake?