Cuándo (y cuándo no) deberías trabajar gratis

joven trabajando
Dean Drobot via Shutterstock

La gran mayoría tenemos la aspiración de tener la carrera y el reconocimiento profesional que queremos. Esto se logra, por supuesto, cuando ganamos experiencia a la vez que nuestras habilidades mejoran cada vez más.

Sin embargo, es imposible obviar lo importante que se ha convertido la remuneración. En ese punto, vale la pena preguntarnos ¿es posible trabajar de manera gratuita? Aunque parezca imposible de creer, existen ciertas situaciones en que hacer esto será muy positivo para nosotros (y otras en las que no tanto).

Cuando salimos al ruedo en el mundo profesional o cuando deseamos realizar un cambio, debemos considerar algunos aspectos para construir la carrera que deseamos.

No siempre será sobre el dinero, porque lo que importa es la experiencia que ganemos. Esto no quiere decir que no valoramos nuestro trabajo. Esto también se trata de ver el panorama y conocer cuáles son los otros beneficios que podemos obtener, además del monetario.

Entonces, ¿cuándo trabajar gratis y cuándo no? Te explicamos.

de un millennial a otro esto es lo que importa en tu vida profesional8
Anchiy via iStock

Para especializarte

Estás en crudo, tanto que eres consciente de que debes hacer una jugada inteligente para que tu trabajo sea conocido por el nicho que necesitas y quieres. Es entonces que debes considerar la idea de especializarte en lo que deseas sin recibir un centavo.

Acércate a las empresas o negocios potencialmente beneficiosos para ti y negocia tu trabajo a cambio de exposición. Si la situación no resulta como esperabas, entonces es momento de tomar otro camino.

Para armar tu portafolio

Una ganancia que no podemos obviar es el poder contar con el material para construir nuestro portafolio.Si eres fotógrafo, diseñador gráfico o escritor, es posible que te toque hacer algunos trabajos pro bono.

Pero no todo es malo, al principio será muy duro, pero luego acumularás suficiente información que respaldará tu experiencia. En ese punto y cuando te sientas listo, es conveniente que establezcas un precio por tu trabajo.

Para adquirir experiencia

Esto va especialmente para las personas que buscan un giro de 180 grados en sus carreras: el obtener experiencia en la vida real no solo será muy positivo, sino que también recibirás las herramientas que necesitas para desarrollarte plenamente en el área que deseas.

Por ejemplo, supongamos que aspiras a ser repostero, pero no sabes por dónde empezar. ¿Qué te parece ofrecer tu mano de obra de manera gratuita? Cabe destacar que esto lo puedes compaginar con tu trabajo actual.

Todo es cuestión de organización.

x cosas que no deberias incluir en tu cv23
Customdesigner via shutterstock

Las redessociales pueden representar un gran impulso para nuestros proyectos, principalmente porque no tienen costo (a menos que decidas invertir en una campaña paga). Además, nos ayudan a mantenernos en contacto con potenciales clientes.

Por suerte, algunas herramientas son sencillas de manejar. Al aplicar todo esto, estarás cerca de lograr el trabajo y la remuneración que deseas.

Para ayudar a otros

La sensación que tenemos cuando hacemos un bien por los demás es increíble. Ofrecer tu experiencia a voluntariados, organizaciones de caridad o incluso a un amigo que empieza su negocio son acciones que nos harán sentir mejor con nosotros mismos. Trabajar para una buena causa nos acercará al secreto de la felicidad: ayudar a otros.

Hay un detalle que no podemos dejar de lado. En el momento en el que decidimos cambiar de rumbo o empezar nuestra carrera, es vital evaluar nuestra situación actual y lo que queremos lograr.

Trabajar de manera gratuita en ciertas circunstancias será positivo. No obstante, nosotros mismos debemos darle el valor y respeto que merece nuestra preparación y nuestros conocimientos.