mujer

7 sencillos hábitos que te transformarán en una persona productiva y feliz

shutterstock 298755221
ESB Professional

Charles Reade dijo una vez: «Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter. Siembra un carácter y cosecharás un destino».

Es que nuestras decisiones diarias definen nuestra dirección y, por ende, nuestra identidad; ya que si bien no somos lo que hacemos, nuestras elecciones (y el por qué detrás de ellas) hacen eco en nuestro futuro. Por lo tanto, te propongo renovar tus jornadas durante 21 días —días necesarios para construir un hábito, según se dice—, para, de esta manera, transformar tu persona, mejorar tu productividad y, por supuesto, sentirte mejor contigo mismo, lo cual se traduce en felicidad. 

Programa tu cerebro para el día siguiente

Decide cuando vas a dormir, y considerando que vas a levantarte temprano, deja tu teléfono en reposo 30 minutos antes de dormir y repasa lo que vas a hacer mañana. Sin culparte por lo que no hiciste hoy, sino creyendo que mañana no vas a cometer los mismos errores; convencido.

¡Despierta!

Despierta a las 6 am (o la hora que decidas, pero temprano) Sin excusas.

Activa tu mente

Despierta y lee. Escucha un podcast, reflexiona. Selecciona tu contenido y pon énfasis en escuchar.

Activa tu cuerpo

Haz cardio y levanta pesas. Corre al menos durante 20 minutos. Toma una ducha.

Optimiza tu tiempo en las redes

Revisita tus planes y maximiza tus recursos. No sigas sitios estúpidos en tus redes sociales. Establece tu contenido feed y página de inicio según lo que potencia tu efectividad y no según lo que fomenta tu distracción.

Autocontrol

Sé consciente acerca de lo que comes. Elige los ingredientes con consciencia y buscando un beneficio en específico. Respeta tus horarios.

Percibe y aprovecha

Lionsgate

Indagar en el pasado es recordar y conduce al estancamiento; inquirir  en el futuro es anticiparse, raíz de toda ansiedad; pero vivir el presente es asumir la realidad y trabajar en ella en pos de cambiarla o simplemente contemplarla, sin comparaciones ni presión, admirando lo que eres y serás.

Esperamos tus comentarios.