mujer

No solo hombres y mujeres: estos son los 5 géneros que reconocían los nativos americanos

nativos
Shutterstock

La idea moderna del género puede ser llegar a ser confusa y muy polémica. California se acaba de convertir en el primer estado en Estados Unidos en permitir un tercer género. Es decir los residentes pueden ser identificados como mujer, hombre o no binario. Pero, ¿sabías que los nativos americanos tenían una forma mucho más liberal de ver a los géneros?

Además de clasificarlos por hombres y mujeres, los nativos americanos reconocían la mujer de dos espíritus, hombre de dos espíritus y transgénero. Cada tribu usaba palabras diferente para estas variantes de genero, pero el concepto era el mismo para todos.   

Los padres no educaban a sus hijos según las reglas o expectativas de cada género, como lo hacían los europeos, sino que veían el amor entre dos personas, sin importar su género, como algo natural. No existía una moral o estigma asociado con el amor o la sexualidad. Los juicios y símbolos que los europeos asociaban con el sexo no los aplicaban los nativos americanos.   

Por esto tampoco había violencia o discriminación contra los homosexuales, las comunidades no tenían ninguna razón para temerles o juzgarlos. No había una repulsión moral asociada con el género o el acto de amar. Las personas de cualquier eran aceptadas en incluso las celebraban si no eran sólo hombres o mujeres. 

Según el Indian Country Today las personas de dos espíritus eran veneradas y las familias que los incluían era consideradas como personas con suerte. Para ellos una persona que podía ver al mundo a través de los ojos de ambos géneros era un regalo del creador.

Tradicionalmente las personas de dos espíritus tenían posiciones más altas dentro de sus tribus y eran más respetadas. Podían trabajar como visionarios, médicos, cuidadores, como chamáns, enfermeros en expediciones de guerra, cocineros, consejeros de matrimonio, artistas, entre otras posiciones de mayor prestigio. También podían adoptar niños huérfanos. Las mujeres de dos espíritus también podían tener posiciones de cazadoras o guerreras, trabajos que usualmente los europeos destinaban a hombres.   

Naturalmente, el patriarcado y los invasores europeos puritanos se veían aterrados y miedosos de la idea de tantas clasificaciones de género. La borrosa línea de la identidad masculina amenazaba su forma de vida.   

Por esto los invasores fueron brutales e intencionalmente acabaron con esta forma de aceptación de los cinco géneros, así como la diversidad que esto implicaba. La cultura de los dos espíritus fue de las primeras costumbres que los europeos trataron de destruir.   

Esta destrucción no sólo se vio en Norteamérica, hay registro de que los mojes católicos también destruyeron códices aztecas para erradicar relatos y creencias nativas tradicionales. Los cristianos forzaron a los americanos a vestirse y actuar de acuerdo a los nuevos roles que fueron designados para ellos. En 1530, el explorador español Cabeza de Vaca escribió en su diario sobre cómo veía a los indios nativos vestirse y trabajar como mujeres, algo que no era tolerado por los europeos. 

Imagina cómo esto habría cambiado el presente de haberse mantenido como los nativos americanos querían. 

También te puede interesar: Sophia es la primera niña trans que logra esto en México