mujer

Cómo mantener la calma incluso en las situaciones más estresantes

periodo aumentar ansiedad mujer
Thomas Kelley via Unsplash

Sabemos que reducir el estrés resulta beneficioso no solo para mantener una salud física en buen estado, sino para contribuir a todo nuestro bienestar. Ya sea en casa, en la facultad, con amigos o en el trabajo, el estrés logra colarse de una forma u otra en nuestra rutina y producir efectos indeseados.

Hoy decidimos compartir, entonces, 5 consejos que te ayudarán a mantener la calma incluso en las situaciones más estresantes. Descúbrelos a continuación.

1. Recuerda respirar

ansiedad disfrutar vida hombre mirando2
Sergey Zolkin via Unsplash

En situaciones de estrés solemos olvidar prestarle atención a un hábito diario, básico y esencial para nuestra vida: la respiración. Pues la respiración puede convertirse en una herramienta simple, accesible y eficaz para poder sobrellevar mejor los momentos de estrés. La próxima vez que veas que estás por caer en el torbellino del estrés o que te encuentres dentro prueba lo siguiente: inhala y exhala contando los segundos. La idea es llegar hasta 10 en ambos, inhalación y exhalación. Verás que a medida que van pasando los minutos irás sintiéndote más y más sereno.

2. Descansa

Un cuerpo descansado tardará mucho más tiempo en estresarse de sobremanera que uno fatigado. El sueño interrumpido y el insomnio no harán más que aumentar tus niveles de estrés e incluso pueden complicar indirectamente las situaciones de tensión.

Los expertos recomiendan descansar un mínimo de 7 horas. Asegúrate, entonces, de crear en tu hogar una atmósfera que propicie un descanso de buena calidad. Intenta apagar los dispositivos tecnológicos unas horas antes de irte a dormir, toma una ducha caliente y zambúllete en un libro (no muy atrapante) de tu agrado. Oír una meditación guiada o sonidos del mar también pueden ayudar a que logres conciliar un sueño profundo y reparador.

3. Aliméntate de forma apropiada

alimentacion saludable bowl frutas tost
Jannis Brandt via Unsplash

El alimento es nuestra fuente primordial de nutrición. Cuando no tenemos la oportunidad de comer lo suficiente, y también cuando comemos en exceso, nos predisponemos a ser más susceptibles a las situaciones de estrés. Ingerir bebida y comida chatarra también influye en este sentido. Opta, entonces, por una dieta equilibrada acorde a tus características personales.

4. No olvides ejercitar tu cuerpo

El ejercicio no solo nos ayuda a quemar calorías. Existen numerosos beneficios vinculados con la actividad física que no tienen que ver con el peso, pero que influyen en gran medida en nuestro bienestar (y definitivamente en la forma en que reaccionamos ante situaciones de estrés).

No podríamos pensar en un solo tipo de ejercicio recomendable para combatir el estrés porque esto depende, en realidad, de las preferencias de cada persona. Solo recuerda optar por una actividad que disfrutes a pleno y que te llene de regocijo.

5. Ríe más

grupo de amigas 1
Todor Tsvetkov/iStock

Está comprobado que la risa es una de las mejores formas de liberar tensiones. Tener el hábito de reír no solo nos ayuda a vivir la vida desde una perspectiva más positiva y nos mejora el ánimo, sino que también nos predispone para lidiar mejor con las situaciones de estrés. Ya sabes, siempre que puedas, ríe.

Como ves, el ejercicio regular, un descanso apropiado y una alimentación saludable son claves a la hora de poder mantener la calma en situaciones de estrés. Asimismo, respirar de manera profunda y reír más a menudo también forman parte de las estrategiasque podemos incorporar a nuestra cotidianidad si queremos vivir con menos estrés y más alegría. Esperamos que te sean de utilidad estos consejos y que te animes a ponerlos en práctica.