Los 10 mejores consejos del Encantador de Perros

cesar millan con perro
Getty Images

César Millán es famoso no sólo por entrenar perros, sino por su forma de ayudar a los humanos a conocer a sus mascotas. Aquí te damos 10 de sus mejores tips para que los apliques con tu mejor amigo.

#1 Cuida tu actitud porque tu perro lo percibe

Si al estar con tu perro te comportas como una persona nerviosa, estresada y alterada, es probable que tu mascota refleje esa energía negativa. Los perros perciben muy bien tu actitud, lo mejor es estar calmado y ser firme cuando estas con él. La paciencia es clave para entrenar a tu perro exitosamente.

#2 Asegúrate de que haga mucho ejercicio

Si tu mascota mastica regularmente los objetos en tu casa esto puede ser una señal de aburrimiento y frustración. Asegúrate de que salga a pasear por lo menos 40 minutos al día. También puedes comprarle juguetes para que aprenda que eso es lo que debe masticar.

#3 Siempre debe caminar a un lado o detrás de ti

Si tu perro te tira de la correa cuando salen a caminar asegúrate de que su collar quede en la parte superior de su cuello para tener un mayor control. Si intenta jalarte corrígelo tirando de la correa hacia un lado, nunca lo corrijas tirando la corre hacia arriba o hacia atrás, pensará que quieres que siga adelante de ti.

#4 Ejercicio, disciplina y afecto

Ésta es LA formula que debes aplicar con tu perro. Con esto tu perro proyectará un estado mental calmado, una energía sumisa y un buen comportamiento. El ejercicio es para el cuerpo, la disciplina es para la mente y el afecto es para el espíritu. 

#5 Nunca es tarde para entrenar a tu perro

Los perros son animales inteligentes, pero les toma tiempo aprender. Entre más pronto empieces a entrenarlo más pronto verás resultados.

Según César Millán no es necesario atenerse sólo a un tipo de entrenamiento, mejorar las reglas no es tan problemático. Cuando decidas nuevas, apégate a ellas y sé consistente. Se trata de que tu perro entienda que tú eres la autoridad y que él debe obedecerte. Sé firme, justo y amoroso.

#6 No confundas a tu perro

Asegúrate de que tu perro no reciba mensajes mixtos de otras personas. Si viven varios en una sola casa, todos deberían de aplicar las mismas reglas. Aunque es imposible controlar a todos, especialmente a los extraños, lo importante es que tú seas consistente y que tu perro entienda que eres la máxima autoridad.

#7 Siempre ten un plan

Un rutina constante para tu perro le dará paz mental sobre qué esperar en el día. Cuando te vayas a trabajar sabrá que en algún punto regresarás y se atendrá a ese patrón de acuerdo con tu horario. Cuando lo sacas de las rutina puedes causarle ansiedad y podría tener reacciones como aullar, ladrar o destruír tu sillón.

#8 Entrénate a ti mismo

César Millán es aceptado por los perros por el conocimiento que tiene sobre su comportamiento. Si quieres proyectar un ambiente de confianza para tu perro lo primero que debes hacer es confiar en ti mismo. Esa confianza se nota en tu voz, tus acciones y mostrándole que sabes lo que haces. Antes de entrenar a tu perro, infórmate de diferentes métodos y cual se podría acomodar a ti para que no pierdas el control al entrenarlo.  

#9 No lo trates como a un humano

Si tratas a tu perro como a un igual estará compitiendo contigo para dominarte o a otras personas. Fuera de su entrenamiento no hay razón por la que no debas consentir a tu perro, pero un animal que acepta su rol como un canino domesticado aceptará esa dinámica con gusto si sus necesidades son cumplidas. Esto llevará a una convivencia más feliz.

#10 Pon límites

Tu perro necesita confiar en que tú eres quien sabe cómo hacer las cosas. Necesitas ser firme con el tipo de comportamiento que no tolerarás. Si a tu perro le gusta morder los cables en tu casa, enfoca tu entrenamiento en romper con ese hábito. Si das una lección a la vez a tu perro, será más fácil cumplir con tus expectativas.

También te puede interesar: QUIZ: ¿Qué tanto sabes sobre mascotas?

Estas son las 5 mejores mascotas para ti si tienes un bebé y poco espacio en casa