8 pasos para potenciar tu energía al máximo

frases con energia11
Kaspars Grinvalds/Shutterstock

Si buscas llevar una vida repleta de entusiasmo, vitalidad y alegría pero pensabas que esto era una utopía, aquí te demostramos que es mucho más fácil de lo que imaginas.

¡Prepárate para potenciar al máximo tu energía con estos 8 pasos!

1# Respira profundo

Siempre que sientas pereza y cansancio lo primero que debes hacer es detener lo que estás haciendo y respirar profundo. Cierra tus ojos y respira profundo por la nariz, luego por la boca, lleva el aire al diafragma y luego exhala.

Repite varias veces hasta que el ritmo cardíaco disminuya y te sientas más a gusto. La respiración profunda aumenta la cantidad de oxígeno en el torrente sanguíneo, ayuda a estabilizar la presión y el ritmo cardíaco y relaja los músculos. Por tanto, con cada respiración de este tipo estarás llevando oxígeno (y por ende energía) a cada célula de tu cuerpo.

2# Dale movimiento a ese cuerpo

5 estiramientos para mejorar tu postura 1
M_a_y_a/istock/thinkstock

Muchas personas sobreviven a su jornada laboral o de estudio con litros de café. En vez de recurrir al café y depender de él para cargarte de energía mejor levántate de la silla. Cada una hora, dale un respiro a tu cuerpo y camina, ve al baño, estira tus brazos y balancéalos de lado a lado.

El movimiento estimula la circulación sanguínea y, como  consecuencia, le llega más oxígeno a tu cerebro y a tus músculos. En esto la ciencia es clara: más oxígeno equivale a más energía. Los resultados de estos “minirespiros” de 60 segundos te sorprenderán.

3# Incorpora un snack energizante

Si ves que llega media mañana o el mediodía y sientes que tu energía va disminuyendo puede ser que tus niveles de azúcar estén bajos. Si en ese momento comes un snack tu cuerpo recibirá la dosis de energía que estaba necesitando y te sentirás más vital. ¡Pero cuidado! No vale cualquier snack. Los snacks más energizantes son aquellos que combinan carbohidratos saludables y proteína: un combo que hará revivir tu metabolismo y te dará fuerza hasta la próxima comida.

¿Las mejores ideas? Las frutas, las almendras y las nueces.

4# Come más carbohidratos saludables

Los mejores granos enteros para tu dieta 2
iStockphoto/Thinkstock

No, no estás soñando. "Carbohidratos" no es una mala palabra. Estas biomoléculas representan el principal combustible del cuerpo humano ya que tienen como función brindar energía inmediata y estructural. Sin embargo, no todos los carbohidratos son saludables: algunos simples como los que se encuentran en el pan y en las pastas tienen un alto contenido de azúcar y tras consumirlos puedes experimentar altibajos bruscos de energía. Concéntrate en los carbohidratos complejos como los granos enteros, el arroz integral, los cereales con fibras, las frutas y los vegetales. Mi favorita es la harina integral. Los carbohidratos saludables nutren tu cuerpo a la vez que ayudan a mantener estables los niveles de azúcar en sangre.

5# Ríe más

¿Cuándo fue la última vez que te reíste tan fuerte que te empezó a doler la panza? Todos sabemos que la risa mejora nuestro estado de ánimo pero quizás no estés al tanto de que también tiene efectos en el cuerpo: libera tensiones y activa tu energía. Cuando te ríes la circulación sanguínea aumenta, los músculos se tensan y se relajan, la respiración se acelera y tu cerebro se oxigena y finalmente te sientes renovado y más animado. Entonces, ¿qué esperas? Mira videos graciosos en Youtube, llama un amigo con el que te diviertas o mira una comedia en TV.

6# Hidrata tu cuerpo

Crovat

Beber agua es la forma más fácil, rápida y económica de vencer la fatiga. Esa es una de las tantas razones por las que debes tomar agua a diario. Incluso cuando la deshidratación es media el oxígeno que le llega a tus órganos es menos que cuando bebes agua; este factor te quita energía.

Si eres de los que no les gusta el agua ni en fotos puedes agregarle unas rodajas de limón o naranja, una cucharada de arándanos machacados o una pizca de canela. Recuerda que no precisas tomar 2 litros de agua por día, basta con que prestes atención a tu cuerpo y le brindes hidratación cuando te lo pida.

7# Pasea un rato

Ya sabes que el estrés es uno de los factores que más nos quita energía. Si aún no has encontrado el origen de tus preocupaciones y todavía sufres de estrés piensa que puedes disminuir sus efectos con un paseo agradable. Estos paseos son una actividad fantástica para sumar a tu rutina diaria porque ayudan liberar tensiones y a calmar los nervios.

Prueba despertarte media hora antes y caminar un rato para luego sí tomar el desayuno con otra energía. También puedes salir un rato al mediodía o de tarde luego del trabajo. No olvides que esta caminata es un paseo, no una maratón. Busca algún sitio tranquilo cerca de un parque o el mar y de seguro te sentirás más relajado y sereno.

8# Revisa tu postura

La%20importancia%20de%20la%20postura%20corporal1
Fuse - RF - Thinkstock

Si eres una de esas personas que pasan largas horas sentado una buena idea de llevar energía a tu cuerpo es mantener tu columna recta. Los expertos recomiendan comprimir los músculos del abdomen para lograr una postura adecuada y evitar que la columna se curve. La manera en que te sientas afecta la cantidad de oxígeno en tu cuerpo y por eso una buena postura es fundamental si te sobreviene la fatiga. Sentarse con la columna recta genera una apertura de la cavidad del pecho y aumenta la cantidad de oxígeno que les llega a los músculos y al cerebro. Es más, existen investigaciones que afirman que una buena postura también afecta el modo en que nos pensamos a nosotros mismos: sentarse con la espalda recta fomenta la confianza en uno mismo y nos llena de energía.

¡Espero que sigas estos pasos y puedas vivir una vida rebosante de energía y vitalidad!

¿Eres una de ellas? 10 hábitos de las personas más intuitivas