mujer

Conoce estas 5 estrategias para manejar tus emociones de manera efectiva

emociones y cancer relacion entre ellos
BraunS/iStock

Las emociones conforman una parte vital de nuestra vida. Tanto si nos sentimos frustrados porque estamos atascados en un embotellamiento o si reímos a carcajadas por algo que nos dijo un amigo.

Cada uno de los recuerdos que quedaron grabados en nuestra memoria llevan una carga emocional. Con este ejemplo se ve claro: hay un niño al que le gustan los perros, un día sale a la calle, lo muerde uno y siente dolor. De ahí en más ese niño cada vez que vea un perro sentirá miedo, es decir, el recuerdo de la mordida lo llevará a una emoción, en este caso negativa.

Esta es la razón por la cual las emociones positivas hacen que saquemos los mejor de nosotros y, por su lado, las negativas hacen que saquemos lo peor que llevamos dentro.

En este sentido, la ciencia ha comprobado que los altibajos en las emociones pueden alterar de manera significativa nuestro bienestar. Y, aunque sabemos que el flujo de emociones es constante y diario puede que con frecuencia nos veamos en situaciones en las que nos cuesta controlarlas.

La buena noticia es que existen distintas estrategias que abordan la regulación de las emociones para que te prepares con tiempo y logres evitar situaciones de molestia o irritabilidad. Hoy te presentamos estas 5 estrategias:

1# Elige con cuidado las situaciones que vayas a experimentar

inteligencia y amor9
WAYHOME studio/Shutterstock

Evita las circunstancias que disparan emociones que no deseas. Si sabes que no te gusta que te apuren y si lo hacen te enojas entonces no dejes las tareas pendientes para último momento. Intenta planificar con antelación tus horarios, levántate más temprano y concreta tus actividades un tiempo antes de lo previsto. De este modo, aunque no controles la emoción puedes controlar la situación que sabes que te dispara la emoción. Si evitas esta circunstancia hay menos probabilidades de que surja una emoción indeseada.

Eres el dueño de tus emociones así que elige con prudencia.

2# Modifica la situación

Quizás la emoción que buscas controlar es la desilusión. Estás siempre pensando que te gustaría sacar las mejores notas en los exámenes de facultad, ser el mejor de la clase pero al final siempre sacas notas regulares, nada demasiado espectacular. Prueba con modificar la situación: estudia en horarios distintos, cambia tus hábitos alimenticios y no te exijas tanto. Puede que aún así no te saques las mejores notas pero de seguro te sentirás más a gusto con tu estudio y evitarás sentir emociones negativas asociadas a tu carrera.

3# Cambia el foco de atención

Musculaci%C3%B3n%20Vs%20Ejercicio%20aer%C3%B3bico1
LUNAMARINA - RF - Thinkstock

Pensemos en un hombre que se siente inferior a quienes lo rodean. Va al gimnasio y lo único que ve es otros hombres que levantan tres veces más peso que él y que están cada vez más musculosos. No puede evitar sentir admiración pero también celos y envidia por lo que otros son capaces de lograr. Este hombre puede cambiar su foco de atención y darle importancia al resto de los que van al gimnasio que apenas levantan la pesa más pequeña. De esta forma, lo más probable es que empiece a sentirse más a gusto consigo mismo. Tú incluso puedes dar un paso más: intenta colocar el foco en las acciones que tú realizas y en tus propias habilidades. Comienza a enfocarte en aquellas virtudes que sacan lo mejor de ti.

> El corazón sí influye en las emociones humanas

4# Cambia tus pensamientos

Sientes enojo cuando no logras alcanzar una meta, sientes tristeza cuando crees que has perdido algo, o felicidad cuando piensas que algo bueno está por llegar a tu vida. Los pensamientos son la raíz de las emociones. Si cambias tus pensamientos quizás no modifiques las situaciones pero podrás al menos dejar de pensar que te afectan. Ya es hora de empezar a pensar en los pensamientos que tenemos todos los días a todas horas. Entonces en vez de buscar eliminar los negativos, intenta transformarlos en positivos, así será más fácil controlar emociones que no quieres que surjan.

5# Cambia tu respuesta

relaxed
julief514/iStock/Thinkstock

Si has puesto en práctica las estrategias anteriores y aún no logras controlar tus emociones y cambiar tus pensamientos entonces prueba con modificar tu respuesta. Cuando estamos ansiosos o enojados el corazón tiende a latir con fuerza y rapidez. Si te encuentras en una situación similar deja lo que estás haciendo y respira, respira profundo por unos segundos. Puedes incluso cerrar los ojos. Esta técnica regula el ritmo cardíaco y ayuda a que te sientas más calmado y sereno. De este modo, la emoción no te arrastra: logras controlarla de manera sencilla y efectiva.

Con la práctica, serás capaz de lograr que la emoción problemática se vaya antes de que interfiera con tu vida.

Lee también: 5 formas de aumentar tu inteligencia emocional