mujer

Acaricia a tu gato sin sufrir mordidas o rasguños: 5 tips para disfrutar de su momento de amor

mujer abrazando a su gato cafe tierno
iStock

Los gatos pueden ser muy cariñosos: frotan su peludito cuerpo en nosotros, ronronean y nos dejan acariciarlos durante unos minutos. Sin embargo, en ocasiones, estos periodos de amor terminan inesperadamente con un rasguño o una fuerte mordida.

gato mordiendo a su dueno 01
Bogdan Kurylo / iStock

La Dra. Kelly C. Ballantyne, veterinaria conductista y líder de Insight Animal Behavior Services, explica que generalmente cuando tu michi opta por la violencia es para comunicarse contigo y darte a entender que ya no quiere que lo acaricies más.

Es una señal de que el gato ha terminado con la interacción.
gato mordiendo a su dueno 02
Bogdan Kurylo / iStock

Sabemos que puede romperte el corazón que tu gato decida finalizar su momento de amor de esta forma. Sin embargo, puedes tener ciertas acciones previas para hacer que estos momentos de cariños duren más y evitar que tus manos, brazos o piernas se llenen de rasguños.

gato naranja feliz
Magui-rfajardo // iStock

#1 Deja que tu gato dé el primer paso

Frecuentemente, somos nosotros quienes buscamos a nuestro michi para darle amor. No obstante, es mejor que en lugar de interrumpirlo en su soledad y obligarlo a pasar tiempo con nosotros, lo invitemos y dejemos que él sea quien inicie el momento de apapachos.

Puedes sentarte cerca de él y dar unas suaves palmaditas en tu regazo para llamar su atención e invitarlo a que se acerque a ti; igualmente, puedes llamarlo por su nombre y esperar que acepte tu invitación.

gato en una cama con mirada tierna
Viktoriia Ponomarenko vía iStock

De acuerdo con Lauren Finka, investigadora de Nottingham Trent University, los estudios indican que las interacciones con los gatos duran más cuando ellos son quienes las inician.

estas son 5 razones comunes por las que tu gato maulla3
betyarlaca/istock

#2 Identifica las zonas donde disfruta los cariños

Es muy importante que conozcas a tu gato e identifiques las áreas de su cuerpecito en donde prefieren que sean los cariños. En general, la base de las orejas, debajo de la barbilla y alrededor de las mejillas suelen ser las zonas donde más disfrutan que sean acariciados. En cambio, la barriga, la espalda y la base de la cola frecuentemente son áreas que prefieren que dejes en paz.

gato recostado con su duena en la cama
Stanislav Ostranitsa vía iStock

#3 Conoce cómo expresa su gusto

Generalmente, las acciones más evidentes de que tu michi está disfrutando tus cariños son cuando mantiene su cola erguida, ronronea, amasa sus patitas delanteras en tu pierna o en la superficie en donde se encuentra, agita su cola de un lado a otro, cierra sus ojos y sus orejas las mantiene apuntando hacia delante.

gato gris recibiendo mimos
Kseniia Soloveva // iStock

#4 Respeta sus signos de alerta

Antes de rasguñarte o morderte, los mininos suelen expresar ciertas señales de incomodidad para darte a entender que están a punto de llegar a su límite.

En el primer momento en el que veas alguna de las siguientes expresiones corporales es mejor terminar el momento de amor: se queda quieto sin ronronear ni frotar su cuerpo contra ti, parpadea mucho, golpea su cola contra el piso, sus orejas se aplanan hacia los lados o apuntan hacia atrás, se lame la nariz, el pelo de su espalda se eriza o gira repentinamente su cabeza hacia ti o hacia tu mano.

nina jugando con gato en casa 12617198
Alena Ozerova vía Shutterstock

#5 Acepta a tu gato

A muchos gatos les gusta que los acaricien, tristemente, aunque se nos rompa el corazón, hay algunos que prefieren que no los toquen. En estos casos, lo único que queda es aceptarlo tal y como es y simplemente apreciar el tiempo que pasa cerca de nosotros.

gato branco bravo 0717 1400x800
Patrick Lienin/shutterstock

También te puede interesar: