mujer

Tu nochebuena puede vivir varios meses siguiendo un sencillo tip (y no es regarla diario)

mujer sosteniendo flor de nochebuena
Usacheva Ekaterina /shutterstock

¿Amas las flores de nochebuena tanto como nosotros? ¿No sabes cómo cuidar tu flor de nochebuena para que dure todo el año? Descubre cómo tu nochebuena puede vivir varios meses siguiendo un sencillo tip.

Cuando inicia la temporada invernal, esta hermosa y significativa flor se deja ver por todos los rincones de la ciudad y es momento de llevar unas cuantas a casa para iniciar con los preparativos y adornos navideños. Pero pasa algo curioso, con el fin de las festividades también llega el fin de la planta y comienza a marchitarse. Es entonces cuando piensas que su vida terminó y te deshaces de ella, ¡grave error! Tu plantita aún tiene mucho que ofrecer, solo que está terminando su ciclo, pero está lista para volver a florecer el siguiente año. 

Aquí te vamos a decir qué es lo que tienes que hacer para que esta flor esté en tu mesa de Navidad del siguiente año. 

nochebuena sobre mesa de madera
Katia Seniutina / shutterstock

Lo que debes saber sobre la flor de nochebuena

Esta hermosa flor tiene su origen desde los tiempos prehispánicos y se utilizaba en celebraciones y ceremonias pues simbolizaba la pureza y una nueva vida para los guerreros. Su nombre en Náhuatl es Cuetlaxochitl, que significa “flor que se marchita”. 

Al ser la época invernal su favorita para florecer, el resto del año permanece verde y pudiera pensarse que murió, pero no es así. Con los cuidados adecuados volverá a florecer el siguiente año.  

flor de nochebuena en maceta
Cavan-Images / shutterstock

Tu nochebuena puede vivir varios meses siguiendo un sencillo tip

De acuerdo con expertos, hay dos maneras de conservar tu nochebuena: mantenerla en maceta en caso de que te encuentres en algún lugar muy pequeño o trasplantarla al jardín, así tu flor se desarrollará en óptimas condiciones y tendrá más lugar para crecer.

flor de nochebuena enterrada
Pipatyumi / shutterstock

Una vez que hayas decidido lo anterior, es hora de cuidarla amorosamente día tras día de la siguiente manera: 

  • Durante el invierno asegúrate de que esté cerca de una ventana donde reciba la luz del sol. 
  • No debe estar expuesta a cambios bruscos de temperatura ni corrientes de aire.
  • Riégala inmediatamente después de comprarla y una vez que decidas el lugar donde estará.
  • Luego riégala cada tercer día cuidando que no se hagan charcos, así la raíz no se pudrirá. 
  • Cuando las flores hayan perdido su color y las hojas ya estén cayendo, llegó la hora de podar.
mujer mayor cuidando y podando flor de nochebuena
Iakov Filimonov / shutterstock
  • Durante la primavera, colócala en un lugar fresco, con buena ventilación y donde le de mucho el sol.. 
  • Riégala cada tercer día y podrás ver como vuelven a crecer sus hojas. 
  • Tu nochebuena debe permanecer verde todo el año.
  • Una vez al mes debes nutrirla con algún fertilizante. 
  • Cuando llegue el verano, mantenla en un lugar con sombra parcial. 
flor nochebuena en maceta
Justyna Troc / shutterstock
  • Trasplántala a una maceta más grande conforme vaya creciendo.
  • Poda de nuevo los tallos a fin de que queden más largos y deja algunas hojas para que estas den nuevas flores. 
  • Cuando inicie el otoño tu planta debe estar en el interior de tu casa cerca de una ventana soleada.
  • Es muy importante que a partir de este momento solo esté al sol máximo 10 horas, las 14 horas restantes debe estar en oscuridad total. No luz indirecta ni de focos o  lámparas. 
  • Para que su color rojo sea más intenso, ponle una vez al mes fertilizante a base de nitrógeno. 

Con estos tips, tendrás nochebuenas para el siguiente año e incluso más. 

¡No te vayas, esto te interesa!