mujer

Con protestas fue como las mujeres ganaron su derecho de estudiar medicina, conoce a su líder

collage sophia jex blake 0
Hulton Archive | Jonathan McManus

Imagina que tienes el examen más importante de toda tu vida, te has preparado por meses para este momento y estás lista para lograrlo, pero cuando llegas a la escuela te encuentras con un grupo de hombres que no te dejan entrar a la sala de examen y te atacan con piedras, basura y lodo, horrible ¿verdad? Pues esto le sucedió a un grupo de mujeres en Reino Unido.

Hace 150 años, Escocia conoció a siete mujeres que, más tarde, se convertirían en las primeras graduadas en Medicina de una universidad en las islas británicas y esta es su historia.

graduaciones
Ken Jack

El grupo, conocido como “Las siete de Edimburgo” estaba liderado por una joven estudiante llamada Sophia Jex-Blake, que junto con sus compañeras lograría pasar el examen de ingreso a la carrera e incluso obtendrían su título... siglo y medio más tarde.

sophia jex blake
Hulton Archive

Sophia Jex-Blake y “Las siete de Edimburgo”

Sophia nació en 1840 en Hastings, un pequeño pueblo al sur de Inglaterra. La joven venía de una próspera familia religiosa donde, desde pequeña, le enseñaron a tener un carácter fuerte y lleno de ingenio que hizo que años más tarde se inclinara a ser maestra o escritora.

Sin embargo esto cambió después de un viaje a Estados Unidos, donde conoció a mujeres astrónomas, a profesoras de matemáticas y a la doctora Lucy Sewell, una de las primeras mujeres en estudiar medicina en EE.UU.

medicina 0
picture alliance

A partir de ese momento nació su deseo de convertirse en doctora. En 1869 Jex-Blake, publicó un ensayo titulado “La medicina como profesión para las mujeres”, escrito en el que argumentaba que el sexo femenino era bueno “por naturaleza” con el cuidado de la salud, prueba de esto eran los conventos que habían sido centros de curación durante siglos.

convento
DEA / ICAS94

También planteó que las mujeres no eran inferiores intelectualmente a los hombres y que ella creía fervientemente que ambos sexos podían convivir sin problema alguno, siempre y cuando se proporcionará un campo justo y sin favoritismos.

Con esto en mente, Sophia se dio a la tarea de buscar una universidad que le permitiera cumplir su sueño de convertirse en doctora y fue así como llegó a la Universidad de Edimburgo, institución que además de ser excelente, era reconocida por estar a favor de la educación de las mujeres.

matricula sophia
Universidad de Edimburgo

Años más tarde, existió otro caso de una joven llamada Elizabeth Garrett que gracias a un vacío en las regulaciones médicas, había logrado calificarse como doctora a través de Excelentísima Sociedad de Boticarios, sin embargo, apenas se graduó, las autoridades cambiaron las reglas para prohibir que otras mujeres hicieran lo mismo.

elizabeth garret
Science & Society Picture Library

Pero Jex-Blake no quería hacer lo mismo, ella buscaba que otras mujeres estudiaran a la par de ella y que, poco a poco, se les abriera camino para convertirse en profesionistas.

Fue entonces cuando encontró a otras seis mujeres que, igual que ella, también querían convertirse en doctoras: Edith Pechey, Isabel Thorne, Matilda Chaplin, Helen Evans, Mary Anderson Marshall y Emily Bovell.

siete de edimburgo
Universidad de Edimburgo

En 1869, la universidad le permitió ingresar a algunas clases de medicina y tomar exámenes pero antes tenían que persuadir, por cuenta propia, a cada profesor de que valía la pena enseñarles.

Obstáculos y éxito académico

Desde negarles becas académicas, hasta profesores que renunciaron con tal de no aplicarles un examen, las siete jóvenes superaron todos los obstáculos y lograron que la comunidad académica las reconociera por su valor como estudiantes.

Incluso, el Colegio Real de Médicos de Edimburgo se opuso tajantemente a la posibilidad de que hubiera mujeres médicas. Y esto solo era una pequeña muestra del sentir de casi toda la población estudiantil de la Universidad.

edimburgo
DEA / BIBLIOTECA AMBROSIANA

La atmósfera de violencia y rechazo a las futuras especialistas de la salud, condujo a los disturbios violentos, que ocurrieron cuando las dos jóvenes se dirigían a rendir un examen de anatomía el 18 de noviembre 1870.

La protesta es conocida como “La revuelta del salón de los cirujanos” y es vista como una de las acciones machistas más violentas y lamentables de la historia.

revolution
DEA / ICAS94

Sin derecho a título

A pesar de haber aprobado todo los exámenes y de superar todos los obstáculos que se les presentaron a la largo de cuatro años de carrera, la ley, finalmente, les bloqueó el camino: un fallo de la Corte Suprema determinó que no se podía obligar a la Universidad de Edimburgo a otorgar títulos médicos a las mujeres.

Aunque significó una gran derrota para las Siete, ni siquiera eso pudo poner fin al sueño de Jex-Blake: quien se terminó graduando como médica en 1877 en la Universidad de Berna, en Suiza.

universidad en suiza
Picture alliance

Sophia también fundó la Escuela de Medicina para Mujeres en Edimburgo, que cerró sus puertas en 1892 luego de que la Universidad de Edimburgo empezó a aceptar a estudiantes femeninas en su matrícula.

placa
Universidad de Edimburgo

“Las siete de Edimburgo” son un gran ejemplo de cómo las mujeres, sin importar el periodo histórico o el lugar, han sabido luchar por sus derechos y por lo que les corresponde.

Gracias a ellas se abrieron muchas puertas para que las mujeres pudieran dedicarse a lo que de verdad querían y no, a lo que la sociedad las obligaba.

las siete de edimburgo
Picture Post

Sophia y sus compañeras sirven de inspiración para que muchas mujeres, día con día, luchen y resistan en una sociedad que durante muchos años las ha ignorado.

Y tu ¿que habrías hecho en el lugar de Sophia? Cuéntanos en los comentarios.

Pensamos que esto podría interesarte: