mujer

Así es el jefe perfecto, según un estudio de Google, ¿tienes lo que se necesita?

jefe
Pressmaster / Shutterstock

Un mal jefe puede ser la piedra en el zapato en tu trabajo de ensueño, ya que básicamente tendrás que obedecer las órdenes de esta persona, aunque sean poco prácticas o molestas.

Un buen jefe, sin importar el área a la que te dediques, es aquella persona que sabe que no basta con dar indicaciones y que lo mejor es predicar con el ejemplo. Es decir, si el gerente ordena a sus subordinados que lleguen temprano, éste no puede darse el lujo de llegar tarde, debe de ser el primero en la oficina.

mi jefe me seduce que debo hacer 4
iStock/thinkstock

Sin embargo, si la persona que comanda a tu equipo de trabajo no solo es capaz, sino que también es comprensiva y sabe escuchar, lo más seguro es que seas más productivo y que te quedes en el puesto por mucho tiempo.

Google realiza un gran número de investigaciones para poder hacer crecer sus propias empresas. Una de estas es conocida como proyecto Oxígeno y consiste en una serie de estudios encaminados al desarrollo de los recursos humanos, entre los que destacan la definición del jefe ideal.

mi jefe me seduce que debo hacer 2
Top Photo Group/thinkstock

La búsqueda de las características del jefe perfecto es un tema muy importante para Google. La empresa considera que si sabe cuáles son los rasgos de un buen líder de equipo, entonces podrán capacitar a su personal de la mejor manera para que desarrollen estos rasgos.

De acuerdo con los algoritmos desarrollados por el proyecto Oxígeno de Google, un buen jefe debe cumplir con las siguientes características.

Ser un buen entrenador

Cuando surge algún problema, la mayoría de los jefes creen que resolverlo lo antes posible es lo mejor. No obstante, a veces es mejor aprovechar ese conflicto para instruir a sus empleados en la solución del problema, para que ellos estén capacitados y puedan resolverlo por sí mismos en un futuro.

jefe 2
Pressmaster / Shutterstock

Dar libertad

Si dos cabezas piensan mejor que una, varias cabezas tendrán un mejor resultado. Un buen jefe debe estar siempre abierto a otras opiniones y motivar la participación de todos sus subordinados. Si se equivocan, podrán tomarlo como una enseñanza y con eso el equipo mejorará.

Por libertad también se entiende en la posibilidad de tener un horario flexible, sin faltar por supuesto a su responsabilidad. Estas acciones garantizaran un entorno positivo.

jefe 3
nd3000 / Shutterstock

Ser productivo

Debe ser una persona que sepa orientar y ayudar a todos para obtener los mejores resultados. Tiene que ser un buen comunicador, para que sepa compartir de una forma eficiente toda la información indispensable. La empatía es un rasgo igual de importante.

Debe contribuir al desarrollo personal

Un empleado respaldado por su superior, es un empleado eficiente. Un buen gerente apoya y fomenta el buen desempeño, pero también se lo hace notar a su empleado.

No hay nada mejor que una palmadita en la espalda para continuar por el camino del éxito. No obstante, esto no quiere decir que los comentarios negativos deban esconderse, por el contrario, una retroalimentación es siempre bienvenida.

Échale un ojo a esto: