mujer

6 objetos para atraer energía positiva a tu hogar y mejorar tu suerte

olho grego decoracao 0218 1400x800
Elif Demiroz/shutterstock

Si al momento de decorar tu hogar, además de los aspectos estéticos, también te preocupas con la energía que te rodea, debes saber que no siempre es necesario realizar grandes cambios en la posición de los muebles o aplicar reformas estructurales. Algunos objetos sencillos son capaces de atraer buena fortuna, mejorar el flujo energético y, por si fuera poco, dejan tu casa más bonita y acogedora.

Maceta de ají

Además de garantizar una decoración encantadora, gracias al color rojo vibrante del fruto de esta planta, una maceta de ají ayuda a espantar malas energías y la envidia.

vaso de pimenta 0218 1400x800
Anna Chavdar/shutterstock

Elefante

Un pequeño objeto de cerámica o una funda para cojín estampada con la figura de este animal puede atraer prosperidad y riqueza a tu casa.

elefante decoracao sorte 0218 1400x800
Maksimenko Taras/shutterstock

Ojo turco

Este amuleto es otro famoso objeto contra el mal de ojo. En tu casa lo puedes colgar en la puerta de entrada o incluso en estampas para cojines, alfombras o cualquier otro elemento de tu hogar.

olho grego sorte 0218 1400x800
Mehmet Cetin/shutterstock

Peces

Las estampas y objetos que representan a estos animales sirven para atraer suerte, riqueza y prosperidad al hogar, de acuerdo con la cultura oriental.

peixe decoracao sorte 0218 1400x800
Number1411/shutterstock

Furin (campanillas de viento japonesas)

Al igual que las campanas, el furin estimula el equilibrio energético del lugar y, de paso, aleja toda la negatividad que pueda existir en el ambiente.

mensageiro vento decoracao 0218 1400x800
Alex Andrei/shutterstock

Mandalas

Famosos por atraer paz y armonía, los mandalas estimulan el flujo de energías positivas dentro del hogar, además de que funcionan como lindos objetos decorativos en cualquier ambiente.

mandala decoracao sorte 0218 1400x800
Julian Schlaen/shutterstock

También te puede interesar:

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Paulo Nobuo.