mujer

Responde a estas 20 preguntas y podrás aumentar la confianza en ti mismo

autoestima confianza mujer espejo ilustracion
cosmaa/Shutterstock

Todos hemos sufrido alguna vez los estragos de la falta de confianza en uno mismo. Te detienen para seguir tus sueños y, además, es mucho más fácil decir «debo creer más en mí» que en realidad ponerlo en práctica. Por fortuna, expertos como la Doctora Barbara Markway han definido pasos concretos para dirigirnos en la dirección correcta. (También existen 10 preguntas que debes hacerte para comprobar si tu relación amorosa durará mucho tiempo o no).

En su libro The Self-Confidence Workbook, la psicóloga con más de 20 años de experiencia resume su estrategia para fortalecer la confianza que nos tenemos. Esta se compone de 20 preguntas:

#1 ¿Cuándo me he sentido confiado y exitoso?

mano capa superheroe dedos ilustracion
Diego Schtutman/Shutterstock

No tiene que ser reciente, pero prueba con recordar un momento de tu vida en el cual te hayas sentido satisfecho contigo mismo. Después, intenta identificar los pasos que te llevaron a ese punto. Ahora que observes de nuevo ese instante desde el futuro, podrás aprender del pasado.

#2 ¿Admiro a alguien por su confianza en sí mismo?

mujer admiracion aprobacion ilustracion
GoodStudio/Shutterstock

Tu cantante o actor favorito, un maestro, tus padres, un amigo o incluso un personaje ficticio. Si hay alguien a quien admires por su actitud y autoestima, enlista las actitudes que más te gustan de él o ella. Así podrás ver que comparten mucho más de lo que imaginabas (o te será más fácil retomar sus acciones positivas).

#3 ¿Cuáles son mis mayores fortalezas y desafíos?

cerebro ejercicio
Beatriz Gascon J via Shutterstock

Haces un recuento de tus virtudes y defectos, y el lado negativo termina siendo más numeroso. ¿A quién no le ha pasado? Lo peor: luego no tienes ni idea de qué hacer con esa lista.

Esta vez, escribe tus 3 mayores fortalezas y por qué estás agradecido con ellas. Después, plasma tus 3 mayores desafíos y reflexiona qué lecciones has aprendido de ellos. (Es posible que las primeras te ayuden a trabajar con las segundas.)

#4 ¿Qué hice bien hoy?

mujer espejo guino ilustracion
Microba Grandioza/Shutterstock

A veces nos concentramos demasiado en nuestros errores. Tanto, que eclipsan los logros que alcanzamos. No importa qué tan pequeños o grandes sean, después de un día de trabajo duro, felicítate por al menos 3 de ellos. (Date una palmadita por levantarte temprano, aunque sea).

#5 ¿Cuándo fue la última vez que rechacé un cumplido?

hombre letrero no ilustracion
ShendArt/Shutterstock

«Qué bien te ves hoy», «Ay, no es cierto». Pareciera que rechazar un cumplido es más sencillo que aceptarlo. Piensa en la última vez que así lo hiciste e imagina cómo hubiera cambiado la situación si lo hubieras agradecido sin menospreciarte.

#6 ¿En qué soy bueno, pero no reconozco mi talento?

hombre triste depresion trabajo ilustracion
Kit8.net/Shutterstock

En una sociedad tan competitiva como la actual, no es extraño que nos convenzamos de que medio mundo podría ser igual o mejor que nosotros, incluso en lo que los demás nos consideran talentosos. Trata de pensar en esas habilidades que posees y que tiendes a subestimar al compararte con tus conocidos.

#7 ¿En verdad estoy presente?

grupo meditacion ilustracion
FoxyImage/Shutterstock

Por supuesto que si estás leyendo esto es porque existes el día de hoy (a menos que seas un fantasma, quién sabe). Pero aunque estemos en un lugar determinado, en un momento específico, no siempre apreciamos el presente al reconocer que estamos vivos.

Una técnica del mindfulness para entrenar esa apertura de consciencia es la siguiente: escribe 5 cosas que ves, 4 cosas que escuchas, 3 cosas que puedes tocar, 2 que alcanzas a oler y una que saboreas.

#8 ¿He tenido errores que resultaron ser positivos?

focos pensamiento positivo ilustracion
4zevar/Shutterstock

Es falso que los fracasos siempre sean malos. Tal vez no lograste conseguir el trabajo que querías, pero eso te llevó a otro que disfrutaste más de lo que imaginabas. Piensa en un error que hayas cometido, pero que después resultara en algo positivo.

#9 ¿En qué soy bueno?

superheroes hombre mujer ilustracion
Maxim Maksutov/Shutterstock

A nadie le gusta que lo den por sentado. Entonces no deberíamos hacer lo mismo con nosotros mismos. Cuenta 3 aspectos en los que eres bueno (los que sean, desde ser responsable hasta que te quede riquísimo el huevo con salchicha), pero que olvidas porque los demuestras todos los días.

#10 ¿Cómo se siente la confianza en uno mismo?

mujer abrazandose ilustracion
Pewara Nicropithak/Shutterstock

Por supuesto que es deseable construir una buena autoestima, pero no siempre estamos conscientes de cómo se percibe eso. Es probable que no sea la misma experiencia para todos. Pregúntate qué te hace sentir confiado, qué te dices en momentos así e incluso si lo notas de alguna manera en tu cuerpo.

#11 ¿Qué libros y películas me inspiran?

gato lectura libros ilustracion
Nat_S/Shutterstock

Seguro hay alguna historia, filme, cómic, anime o lo que sea cuya narración de alguien que supera sus límites te llegó al corazón. Recuerda cuáles de ellos te inspiraron (o podrían motivarte) a luchar para alcanzar tus metas.

#12 ¿Quiénes me hacen sentir seguro de mí mismo?

grupo amigos felicidad ilustracion
Shtonado/Shutterstock

Enlista a aquellas personas que te apoyan sin condiciones (es decir, a tu barrio que te respalda). Menciona qué hacen para hacerte sentir mejor contigo mismo y que te ayudan a reforzar la idea de que eres capaz y valioso.

#13 ¿Qué haría si tuviera toda la confianza del mundo?

hombre mujer duda pregunta ilustracion
cosmaa/Shutterstock

Visualiza qué te gustaría emprender si fueras tan confiado como anhelas. Desde cambiarte a tu trabajo ideal hasta lucir ese vestido que te compraste desde el verano pasado, pero que no te has atrevido a usar. Deja volar tu imaginación y que esta te motive.

#14 ¿Cuándo dudar de mí mismo fue una ventaja?

hombre escaleras dibujar lapiz trofeo ilustracion
blocberry/Shutterstock

Pensar las cosas dos veces (o tres, o cuatro) antes de atreverte no siempre es malo. Hay ocasiones en las que detenernos antes de avanzar nos permite ver en qué podemos mejorar para estar mejor preparados. ¿Cuándo fue la última vez que dudar te ayudó antes de empezar una nueva aventura?

#15 ¿Cuándo di un pequeño paso que terminó llevándome a un gran lugar?

hombre escalar montana ilustracion
Jemastock/Shutterstock

Stephen Hawking no se convirtió en un genio de la física teoría de un día para otro. Todo empezó con su curiosidad por aprender y con el momento en el que decidió escribir sus ideas. Recuerda algo que hayas hecho que sintieras minúsculo, pero que en realidad te ayudó a realizarte.

#16 ¿Qué otro pequeño paso podré dar esta semana?

caminar pasos lluvia nieve ilustracion
Elena Abrazhevich/Shutterstock

Ligado al punto anterior, es más fácil plantearse pequeños objetivos que te llevarán a un gran resultado. Por ejemplo, «dejaré de comer tantos dulces para ahorrar ese dinero» suena más sencillo de lograr que «me iré de viaje a Japón». Eso incluso aunque ambos te lleven al mismo desenlace.

#17 ¿Sé lidiar con la crítica?

hombre furia enojo oficina destrozar ilustracion
Kit8.net/Shutterstock

Una parte importante de confiar en uno mismo es saber recibir crítica (constructiva, claro) sin interpretarla como un ataque personal. ¿Cuándo fue la última vez que alguien te dio retroalimentación y no permitiste que eso dañara la imagen que tienes de ti?

#18 ¿Qué canciones me hacen sentir poderoso?

mujer escuchar musica transporte ilustracion
Marharyta Pavliuk/Shutterstock

Así como tus series y películas favoritas pueden darte alas, lo mismo sucede con la música. La ventaja de las canciones es que puedes escucharlas casi en en donde sea. Arma una lista de reproducción que te anime cuando estás estresado, triste, cansado o para celebrar aún más tus victorias.

#19 ¿Mi confianza está balanceada?

mujer espejo exito triunfo ilustracion
blocberry/Shutterstock

La clave está en el equilibrio. Si no confías ni un poquito en ti, no te atreverás a confesarle tus sentimientos a tu crush. Pero si confías demasiado en ti, podrías creer que nadie te merece. Es importante saber en qué parte del espectro te ubicas para saber en qué dirección debes moverte para llegar al justo medio.

#20 ¿Estoy dispuesto a fallar?

nino tropiezo caida ilustracion
Niwat singsamarn/Shutterstock

No quieres dibujar por miedo a que salga mal y gastar ese bonito cuaderno en puros rayones feos. Pero como nunca empezaste, jamás sabrás si pudiste haber tenido un futuro como ilustrador. Para ser exitosos, debemos estar dispuestos a equivocarnos primero. Nadie es perfecto y más pierde quien no lo intenta.

Te recomendamos: