5 verdades dolorosas que necesitas aceptar para ser feliz

shutterstock 634202858
pecaphoto77/shutterstock

Todos conocemos los conceptos académicos, por llamarlos de algún modo, que tiene la palabra felicidad. La asociamos con lo bonito, con el amor y con todo aquello que nos agrada. Sin embargo, existen ciertas verdades dolorosas que debes conocer para ser feliz.

Al respecto, la psicoterapeuta Linda Espósito nos cuenta cuáles son las pruebas que la vida nos puede poner y que nos enseñarán a que la felicidad es posible, a pesar de todo.

felicidade alegria positivo 1216 1400x800
Warchi/istock

1. La vida no será fácil

La mayoría de nosotros nos mantenemos felices cuando las cosas marchan como deseamos. Sin embargo, esto no es para siempre aunque a veces pensamos que sí lo es. La vida nos pone enfrente obstáculos que nos hacen apreciar las pequeñas cosas de la vida y lo felices que nos hacen.

2. No siempre obtendrás lo que te mereces

Puede ser que seas muy buen trabajador, estupenda persona y una pareja increíble. Esto no significa que la vida te retribuya con un momento eterno de felicidad. Es probable que, a pesar de que tengas todo lo que necesitas para ser feliz, siempre pase algo o sientas que te falta algo para serlo. Esto, aunque no lo creas, te vendrá de maravillas para poder apreciar los momentos en los que eres feliz y atesorarlos.

111961274(2)
iStockphoto/Thinkstock

3. El dolor será mayor que la felicidad

Esto cuesta aceptarlo, pero los momentos dolorosos pueden ser mayores que los felices. Lo que deberíamos hacer es aprender a reconocerlos y ponerlos a nuestro favor. Seguramente de todo lo malo sale algo más que bueno.

4. Hay distintos tipos de dolor y todos influyen en la felicidad

Existen diferentes tipos de dolor que pueden interrumpir nuestra felicidad. Puede ser que se trate de algo grave como el fallecimiento de un ser querido o la aparición de una enfermedad, los cuales interrumpan tu vida y te alejen de la felicidad. Sin embargo, el dolor o malestar no siempre tienen por qué ser graves.

Puede ser que se trate de cosas mínimas que sumen una gran cantidad de decepciones. Pero no siempre el dolor opaca la felicidad del todo. Muchas veces ocurre que los problemas nos fortalecen y nos permiten ser felices, a pesar de todo.

LedyX / Shutterstock

5. A veces, para ser feliz, hay que sufrir

Parece una paradoja. Ningún ser humano vive feliz todo el tiempo y a veces es necesario pasar por un episodio doloroso para poder disfrutar y valorar los momentos de felicidad que la vida nos brinda.

Estas verdades sobre la felicidad pueden ser dolorosas o no. Eso dependerá de tu punto de vista. Si eres de los que ven el vaso medio lleno, sabrás tomarlo bien e inclusive encontrarle el lado positivo. Ten siempre estos puntos presentes para que, cuando los momentos negativos estén en tu vida, puedas tener la certeza de quela felicidad pronto vendrá.

Podría interesarte