explora

Los robots siguen sin aprender a hacer pizzas: es más difícil de lo que parece

pizza queijo derretido carboidrato 0218 1400x800 0
UNIKYLUCKK / Shutterstock

Robots y pizzas, ¿qué puede salir mal? Esto es lo que pensó la startup Pizza Zume. La empresa se especializaba en la realización de pizzas de manera sustentable, pero todo cambió cuando empezaron a utilizar robots para reducir empleados y costos.

elysium robots
TriStar Pictures

Todo empezó cuando la startup despidió a más de la mitad de su personal para sustituir a los humanos por robots.

Cambiar a los humanos por sistemas automatizados, primero, significó mucho dinero ahorrado, pero pronto empezaron a haber complicaciones.

Desde no saber cómo poner el pepperoni, hasta no entender cómo entregar pizzas, las máquinas empezaron a presentar graves fallas en la resolución de problemas cotidianos.

La ineptitud de los robots fue tan grande que un año después, Zume anunció que sus máquinas se dedicarían únicamente a realizar las cajas de pizzas

pizza caja
Photo by Alexandra Gorn on Unsplash

El error (que le generó pérdidas a la compañía de 375 millones de dólares) hizo que se volvieran a abrir muchas plazas de trabajo, pero generó muchas preguntas para los investigadores y expertos en automatización e inteligencia artificial: ¿por qué es tan complicado para un robot hacer comida?

Sin embargo, esto ha orillado a las empresas a pensar más de una vez si les conviene sustituir a las personas por robots, sobre todo porque Pizza Zume no es la primera en haberlo intentado.

Sin duda alguna, con esta curiosa anécdota, el mundo vuelve a recordarnos que el papel de las personas continúa siendo fundamental y que inclusive el hecho de hacer una pizza es más complicado de lo que uno piensa.

Si te gusta la tecnología, no te pierdas…