Los japoneses inventaron una cola robótica como la de Gokú que no sabíamos que necesitábamos

Tatuajes de robots para los seres de carbono 0
muratsenel/iStock/Thinkstock

La robótica de la actualidad tiene como uno de sus objetivos principales apoyar a los humanos con tareas que podrían ser difíciles o peligrosas para ellos, y en un futuro una de las metas será sustituir extremidades del cuerpo humano no desarrolladas o pérdidas por algún accidente o enfermedad.

Estas extremidades robóticas incluso podrán ser inspiradas en algo que la naturaleza y la evolución nos quitaron: una cola.

De acuerdo con Tech Xplore, científicos de la Universidad de Keio de Japón han desarrollado una cola robótica para uso exclusivamente humano.

El prototipo, bautizado como Arque, fue diseñado para parecerse a una cola real y cuenta con la misma función principal: equilibrar el resto del cuerpo.

Los investigadores responsables de este desarrollo son parte de la Escuela de Posgrado en Diseño de medios de Keio, y presentaron su invento en julio en la conferencia SIGGRAPH 2019 que se llevó a cabo en Los Ángeles, California. Este evento se especializa en videojuegos, tecnología y robótica.

Los creadores de este peculiar invento se basaron en la cola de un caballito de mar y utiliza una serie de vertebras artificiales y músculos neumáticos para tener movilidad.

El equipo de desarrollo explicó el mundo animal las colas sirven para el movimiento y el equilibrio y nosotros los humanos al carecer de una, nos perdemos de muchos beneficios. Podríamos apoyarnos en una cola para escalar, levantar objetos o movernos más rápido.

De acuerdo a su artículo de investigación, el prototipo consiste en un número variante de articulaciones, cada una de ellas consta de cuatro placas protectoras y una vértebra de peso ajustable. En las articulaciones las placas se unen gracias a cuerdas elásticas y las vértebras se unen usando un mecanismo de resorte parecido al esqueleto del caballito de mar.

Arque podría tener aplicaciones interesantes, como ayudar a los ancianos a recuperar su equilibrio y previniendo caídas, gracias a que el peso y la longitud de este dispositivo es ajustable y dependerá del usuario.

El único problema será que quizás no sea socialmente aceptable sustituir un bastón por una cola, pero quizás eso con el tiempo sea aceptado.

El mantener el equilibrio es una de las posibles aplicaciones, pero el equipo de desarrollo también pensó en usar Arque para la retroalimentación háptica de todo el cuerpo, lo que podría mejorar las experiencias en los videojuegos AR.

Cabe señalar que Arque no es retráctil, es decir, no sirve para tomar objetos o como una tercera mano (como usan los monos sus colas), además de que actualmente necesita estar conectado a su fuente de alimentación de energía para funcionar.

El movimiento de esta cola se consigue gracias a una válvula con actuador neumático conectado a un compresor de aire, lo que permite usar la fuerza de este aparato para mover la cola robótica.

En el futuro se espera que los desarrolladores consigan adecuar esta tecnología para hacerla más ligera e inalámbrica, e incluso probar a Arque en el soporte del peso humano.

Échale un ojo a esto: