El agua salada ya podrá beberse gracias a un nuevo material que la filtra mejor que otros

botella de agua en la playa
Igor Bukhlin / Shutterstock

El agua es vida: es una de las frases más conocidas en el mundo, pero cuyo significado parece que hemos subestimado. Las malas prácticas del ser humano han provocado que este preciado recurso se contamine o que simplemente no llegue a todas las personas que lo necesiten.

De acuerdo con la Organización de Naciones Unidas, 4 de cada 10 personas sufren de escases de agua, lo que significa que tienen un limitado o nulo acceso a este preciado líquido.

TinnaPong / Shutterstock

Otro de los grandes problemas del agua es su falta de saneamiento, ya que la Organización Mundial de la Salud estima que 1,800 millones de personas consumen agua contaminada por residuos industriales o fecales, lo que contribuye al deterioro de su salud.

agua   ambiente
Thammanoon Khamchalee vía Shutterstock

No son pocas las iniciativas privadas que buscan revertir esta terrible situación. Por ejemplo, existe un proyecto que consiste en un «popote» que filtra el agua contaminada para que las personas la puedan beber sin peligro, directamente desde un lago o un río.

Pero, afortunadamente, no son los únicos que ponen manos a la obra para contribuir a resolver esta problemática.

lifestraw
LifeStraw / Vestergaard

Filtro para agua salada

Investigadores de la Universidad de Princenton desarrollaron una membrana a partir de finas láminas de madera, cuyo objetivo es la filtración del agua.

Este material, bautizado como Nanowood, está inspirado en las intrincadas formas en que los arboles hacen circular el agua. Las pruebas que se han realizado con él demostraron su capacidad para vaporizar el agua salada y retener las sales y otros contaminantes.

verificador de la pureza del agua
Merkushev Vasiliy / Shutterstock

De acuerdo con un artículo publicado en la revista Science Advances, los científicos responsables de este invento afirman que la nueva membrana funciona un 20% mejor que los filtros comerciales en pruebas de destilación de agua.

Además, enfatizan que se trata de un material más sostenible en comparación con otras membranas, las cuales son fabricadas con polímeros derivados de combustibles fósiles.

nanowood material que potabiliza el agua de mar
Nanowood / University of Maryland

Nanowood está fabricada a partir de madera de tilo americano, el cual es sometido a un tratamiento riguroso para eliminar fibras adicionales en la madera y hacer que su superficie sea resbaladiza para el agua.

Se aprovecha la gran capacidad térmica de este producto para calentar uno de los lados de la membrana, de modo que el agua que fluye de ese lado del filtro se vaporiza.

El vapor de agua de acumula en el lado más frío de la membrana, dejando atrás los residuos de sales y otros contaminantes, para resultar en la condensación de agua lista para beberse.

nanowood filtro para agua salada estructura
Nanowood, recuperado de Science Advances

La capacidad de este método es de 20 litros de agua por cada metro cuadrado de Nanowood, siendo más eficiente que las membranas de filtración comunes.

Si bien las preocupaciones acerca de la bioincrustación y la durabilidad no se abordan en este estudio, los autores aceptaron que:

«Se necesitan mejoras adicionales para aumentar la eficacia del tratamiento hidrofóbico y la durabilidad de la membrana en condiciones químicas y de alta temperatura, además de que los métodos de fabricación deben de mejorarse para generar materiales de membrana más delgados y más grandes».

nanowood filtro para agua salada estructura 2
Nanowood, recuperado de Science Advances

Además de los retos antes mencionados, para considerar la comercialización de Nanowood es indispensable tener una certeza acerca de los costos de fabricación y el tiempo en el que se tardará el proceso, para tener una idea acerca del precio final al público.

Échale un ojo a esto: