Nintendo le dirigió un mensaje a Donald Trump, ¿pero qué necesidad de aclarar esto?

gettyimages 1159891960
Alex Wong vía Getty Images

Luego de los lamentables eventos que ocurrieron en El Paso, Texas y Dayton, Ohio, Donald Trumpel, presidente de los Estados Unidos, decidió hacer sus clásicos comentarios insensibles y aseguró que la violencia proviene de los videojuegos.

«Debemos dejar de glorificar la violencia en nuestra sociedad, esto incluye los horrorosos y explícitos videojuegos, que ahora son algo común. Es fácil para muchas personas con problemas, de rodearse con una cultura que celebra la violencia».

Esos comentarios despertaron la indignación de toda la comunidad gamer en el mundo, ya que siempre que hay un tiroteo, algún político sale a replicarlo a pesar de que no existen estudios que relacionen la violencia y los videojuegos.

La diferencia ahora está en que la comunidad gamer no está sola, el querido expresidente de Nintendo de América, Reggie Fils-Aimé, presentó datos que demuestran el gran error en el que están los políticos y personas que creen esta mentira.

Reggie publicó en Twitter una historia inspiradora sobre gamers en Canadá que han apoyado a su comunidad de manera importante usando los videojuegos.

«Cuando los mal informados comienzan a critirar a la industria de los vieojuegos y su comunidad, se vuelve una historia muy poderosa. Los hechos son que los países con mayor ingreso per capita referente a videojuegos tienen menos muertes por armas de fuego. Excepto en los Estados Unidos, donde un 4 % de la población tiene el 43 % de las armas».

Después subió datos duros al respecto de las muertes por armas de fuego y la compra de videojuegos.

«Hechos son hechos».

Y por si aún tienen dudas al respecto, existen diversos estudios, como el hecho por la universidad de Oxford que demostró que no hay correlación entre video juegos y un comportamiento violento.

El problema de violencia en Estados Unidos no es algo nuevo, ya que la legislación y el control de armas están controladas por grupos de gran poder económico, que prefieren mentir y engañar al público en lugar de aceptar su responsabilidad.

Pst, pst, esto te interesará: