explora

Internet volará en América del Sur: llegó el cable submarino de Google que marcará la diferencia

cabo submarino 1400x800 0417
Imfoto / ShutterStock

La transmisión de datos en todo el planeta depende de las conexiones de los cables submarinos de fibra óptica –el 99 % de los intercambios internacionales son realizadas a través de ellos –. Empresas y gobiernos de todo el mundo construyen alianzas para instalar grandes estructuras sobre la superficie del océano, como el megaproyecto liderado por Facebook y Microsoft que une a Estados Unidos con Europa.

A principios de 2018, Google anunciaba a Marie Curie, el cable transcontinental que llegaría para conectar Chile con EE. UU., con una estructura financiada en un 100 % con fondos privados. Finalmente, Marie llegó a destino.

El cable de Chile a EE. UU.

cabo submarino 1400x800 0617
Arthiti Kholoet/Shutterstock

El cable submarino Marie Curie conecta California con Valparaíso, Chile, y cubre una distancia de 10 000 kilómetros. De esta manera, el nuevo cable se suma a la presencia de Tannat, cable submarino de Google que conecta a Estados Unidos con Sudamérica a través del océano Atlántico.

Según el comunicado oficial, «si bien Latinoamérica presenta una alta penetración de Internet, Google eligió instalar Curie en la región para continuar con el fortalecimiento de la conexión de datos internacionales existentes», con el objetivo además de «continuar avanzando en su misión de largo plazo de llegar a los próximos mil millones de usuarios de Internet».

Ahora, con más de un canal de conexión entre los dos continentes, la transmisión de datos será más rápida, ya que estos cables pueden transmitir 3.48 gigabits de datos por segundo.

El homenaje a la científica

mujeres destacadas por imujer 4
Wikimedia

Este proyecto fue bautizado con el nombre de Marie Curie, una científica de renombre que lideró diversas investigaciones pioneras sobre la radiactividad y fue la única persona en recibir dos premios Nobel en áreas distintas: Física y Química.

Sigue leyendo:

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Luiz Felipe Silva.