Conoce la impresora 3D que utiliza arena como cartuchos y la energía del sol para funcionar

Markus Kayser

El aprovechamiento de energía y materiales alternativos es muy importante y gracias a la tecnología esto se da con más frecuencia, muestra de ello es una impresora 3D de lo más particular.

Solar Sinter es la primera impresora 3D que funciona con energía solar y, utilizando arena como ingrediente es capaz de crear objetos de vidrio. Si a eso le agregamos que se puede transportar sin mayores dificultades estamos ante un gadget ganador.

Solar Sinter: una impresora 3D ideal para el desierto

La energía solar es cada vez más utilizada en el mundo de los dispositivos tecnológicos y el diseñador alemán Markus Kayser suele aprovecharla en sus creaciones, ahora nos sorprende con una impresora 3D.

Se llama Solar Sinter, una impresora 3D que además de funcionar al 100 % a base de energía solar utiliza un material muy especial para sus creaciones: arena, la cual convierte en objetos de vidrio mediante un proceso muy interesante.

Si bien su tamaño es grande ya que además de la impresora el Solar Sinter se compone de paneles solares y un lente especial, esta impresora 3D se puede transportar en un carro con ruedas, y en el video ya la vemos en medio del desierto egipcio.

La Solar Sinter es capaz de imprimir diferentes tipos de objetos, solo basta insertar los planos en la máquina utilizando una tarjeta de memoria y dejar que esta haga su trabajo a través de una técnica especial.

A través de su lente Fresnel, el cual es más pequeño y delgado que otros de su tipo que capturan y redirigen la luz solar, se van derritiendo diferentes capas de arena para ir dándole forma al objeto que se busca imprimir ahora en vidrio.

Construir el lente que utiliza la impresora 3D solar cuesta alrededor de $ 600 dólares, menos que otros de su tipo, y si a eso le agregamos que la Solar Sinter es autónoma en cuanto a energía y usa como material la arena, la cual es abundante en los desiertos del mundo, estamos ante una de las formas más baratas de producir objetos de vidrio.

Por ahora la impresora 3D a energía solar Solar Sinter está en una fase experimental pero ya hay varias compañías interesadas en la idea de Markus Kayser por lo que en un par de años este proyecto podría transformarse en una realidad para beneficio de personas en lugares complicados entregándoles una nueva actividad productiva.