pop

Vegeta no es tan amargado como pensábamos y tenemos 7 momentos que lo prueban

vegeta no es tan amargado dragon ball 2 0
Toei Animation | Toei Animation | Toei Animation

Vegeta es uno de los personajes más queridos de la saga de Dragon Ball, pero no necesariamente por su buen carácter.

De hecho, la mayoría de las veces se muestra a Vegeta como un personaje orgulloso, amargado y que se enoja fácilmente, pero aún así su intensa competencia con Goku y algunos momentos claves de su historia lo hicieron ganarse el cariño de los fans.

como se verian goku y vegeta como dioses del universo 7
Toei Animation // Fuji TV // Akira Toriyama // Shueisha

Vegeta es el príncipe de la casi extinta raza de los saiyajin, y a diferencia de Goku, desde niño estuvo al servicio de Freezer y entrenando para convertirse en un fiel guerrero para su causa.

Es por eso que Vegeta no tuvo una infancia como tal (aunque al lado de su padre quizás tampoco la hubiera tenido), además de que siempre cargó con el peso de ser un saiyajin de clase alta y todo lo que eso significaba.

vegeta nino dragon ball
Toei Animation

Pero, a pesar de que muchos tienen a Vegeta solo como un enojon, en realidad tuvo varios momentos en los cuales demostró que no era tan amargado, y a continuación presentamos los más recordados.

#1 La primera vez que conoció a Bulma

Podría decirse que Vegeta se enamoró de Bulma a primera vista, ya que después de la saga de Freezer, el príncipe de los saiyajin llegó a la Tierra y fue ella la primera quien le ofreció un lugar donde vivir y toda la comida que pudiera comer.

La única condición era que no se enamorara de ella sin importar lo guapa que la encontrara, misma que Vegeta no pudo cumplir.

#2 Fiesta de los guerreros Z

Durante la saga de Majin Buu, Bulma organizó una gran fiesta, en donde todos sus amigos participaron. Videl, Gohan, Trunks, Goten, el maestro Roshi y hasta Milk disfrutaron de la comida y la buena música.

Lo más divertido fue la forma en la que Vegeta y Picoro disfrutaban de la fiesta, sentados con una enorme sonrisa y siguiendo el ritmo de la música con los pies.

A pesar de que se negó a bailar, convivió con su familia y amigos a su manera.

#3 El baile para Bills

Si bien su orgullo le impidió bailar en la fiesta anterior, dejó de lado eso para mostrar sus increíbles habilidades de danza en la fiesta de cumpleaños de su esposa.

Para ser justos, solo lo hizo para distraer a Bills, el dios de la destrucción, pero de cualquier forma nadie puede negar que hizo toda una gala de excelentes pasos de baile.

vegeta bailando dragon ball 2
Toei Animation

#4 Entrenaba con su hijo

Vegeta siempre fue muy cuidadoso con su entrenamiento, y aún en tiempo de paz usaba la maquina de gravedad artificial de su esposa para mantenerse en forma.

A pesar de que solía entrenar solo, a veces dejaba que su hijo Trunks se le uniera, algo que ni a Goku se lo permitía. Gracias a eso Trunks le tomó cariño a las artes marciales y generó una admiración a la fuerza de su padre.

vegeta y trunks entrenando dragon ball
Toei Animation

#5 Convivía con sus hijos

No solo pasaba el tiempo con sus hijos durante los entrenamientos, ya que solía salir con ellos a eventos más mundanos. Por ejemplo, como premio llevaba a Trunks al parque de diversiones, y cuando Bra era una adolescente, la acompañaba de compras.

bra y vegeta dragon ball super
Toei Animation

Al contrario de lo que podía parecer, nunca se quejaba de esas actividades, de hecho parecía que disfrutaba esos momentos de paz y tranquilidad.

#6 Piedra, papel o tijeras

Para Vegeta los combates eran cosa seria, o por lo menos así era en la mayoría de las ocasiones.

Cuando se disponía a evitar el despertar de Majin Buu junto a Gohan y a Goku, el improvisado equipo decidió quien se enfrentaría al primer rival con un modo muy justo: un juego de piedra, papel o tijera.

Tomar una decisión así con un método tan infantil era de esperar de Goku y su hijo, pero para sorpresa de muchos Vegeta no solo participó en el juego sin quejarse, sino que se emocionó cuando ganó.

#7 La fusión

La fusión es quizás una de las técnicas más poderosas de Dragon Ball, pero también es una de las más vergonzosas.

Al principio Vegeta se rehúsa a fusionarse con Goku por orgullo, pero cuando acepta el único inconveniente que ve es el vergonzoso baile que tiene que hacer para que la técnica resulte perfecta.

Con todo el dolor de su corazón, Vegeta hace la fusión con Goku, y como resultado tuvimos a Gogeta.

¿Conoces otros alegres de Vegeta? Compártelos en los comentarios.

Échale un ojo a esto: