pop

Los 10 deseos hechos por villanos en 'Dragon Ball', algunos son un poco tontos

los deseos de los villanos en dragon ball 0
Toei Animation | Toei Animation | Toei Animation

Uno de los aspectos más importantes y que a veces es un poco olvidado de Dragon Ballpor los fans (y los propios escritores) son las esferas de dragón, artefactos mágicos que le dan nombre a la serie.

Creados por Kami-sama, las esferas del dragón tienen la capacidad de invocar a un dragón para pedirle un deseo, sin importar lo complicado que parezca.

Las esferas del dragón tuvieron un mayor protagonismo durante la infancia y juventud de Goku, ya que tanto los villanos como las aspiraciones de los héroes giraban entorno a ellas.

A pesar de eso, su poder es incomparable, ya que a pesar de lo poderoso que puede ser un villano, siempre se sentirá atraído por la posibilidad de tener uno o tres deseos sin restricciones.

Por lo regular los héroes usaban las esferas del dragón para revivir a sus amigos caídos en batalla, pero los villanos tenían ideas más creativas y ambiciosas, o por lo menos así era en la mayoría de los casos.

A continuación te presentamos los 10 deseos más increíbles hechos por un villano en Dragon Ball.

#1 Shu y su millón de zenis

El dinero siempre será una motivación para los villanos, por lo que cuando tuvo la oportunidad Shu aprovechó para pedirle a Shenlong la enorme cantidad de un millón de zeni.

El perro ninja tuvo una buena idea… a medias, ya que fácilmente pudo haber pedido 10 millones, mil millones o todo el dinero del mundo, pero su mente lo limitó a sólo esa cantidad.

shu su millon de zenis dragon ball
Toei Animation

Con el dinero que pidió, una persona puede vivir bien por un par de años, pero se le escapó de las manos la posibilidad de asegurar su futuro.

#2 Hoi y su deseo para abrir la caja de Tapion

Desear la libertad de un héroe no parece mala idea, a menos que con eso también se libere a un poderoso monstruo con la capacidad de destruir al mundo.

Eso sucedió cuando Hoi engaña a Goku y a sus amigos para que usen las esferas del dragón para liberar a Tapion de su caja de música.

tapion dragon ball z
Toei Animation

Sin embargo, también liberan a una bestia mortal conocida como Hildegarn. Tapion había luchado contra esa criatura años atrás, y fue sellado junto a ella para proteger al universo de su poder.

Afortunadamente, Goku encuentra la forma de derrotar al monstruo sin que Tapion muera.

#3 La inmortalidad de Freezer

El emperador del universo solo le temía a una cosa, a la muerte (y a los supersaiyajines, pero no estaba seguro de su existencia). Es por eso que cuando descubrió lo que eran las esferas del dragón invadió Namek y las buscó para pedir la inmortalidad.

Afortunadamente no pudo completar su deseo, ya que de lo contrario el universo 7 nunca hubiera encontrado la paz, ya que ni siquiera Bills lo hubiera podido detener.

#4 Zamasu y su inmortalidad

Zamasu, al igual que Freezer, deseaba tener la inmortalidad, pero a diferencia del emperador, él lo consiguió.

Su meta era librar al universo del pecado de los humanos y de las otras razas, por lo que deseó la inmortalidad para que, con la ayuda de Goku Black, pudiera tomarse su tiempo en erradicar a todos los seres vivientes.

zamasu dragon ball super
Toei Animation / IMDb

#5 Pilaf y su deseo de la eterna juventud

La infancia es quizás la mejor época en la vida de cualquier persona, pero nadie quisiera vivirla dos veces.

Pilaf y sus compinches desearon la eterna juventud, una mala elección de palabras cuando lo que querían en realidad era la vida eterna.

pilaf y sus amigos dragon ball
Toei Animation

Como resultado Shenlong los convirtió en niños, y tienen que revivir todas las incomodas etapas de crecimiento, como la pubertad. Afortunadamente, al parecer no serán niños eternamente, ya que como lo vimos con Trunks del futuro, Mai crece hasta convertirse en una joven guerrera.

#6 Vodka, el emperador del mundo

En un episodio de relleno de Dragon Ball Z, Tao Pai Pai Vodka buscan las esferas del dragón para que el mafioso se convierta en el emperador del mundo cuando Cell sea derrotado.

Afortunadamente no consiguieron su objetivo, ya que hubiera sido un completo desastre como gobernante.

dragon ball tao pai pai teo gonzalez cosplay 2
Toei Animation // Fuji TV // Akira Toriyama // Shueisha

#7 Zamasu y Goku

Antes de desear la inmortalidad, Zamasu viajó a una línea del tiempo alternativa y deseó cambiar su cuerpo con Goku, creando a Goku Black. Poco después asesina al Goku con el que cambió su cuerpo, a Milk y a Goten.

Lo peor es que cometió actos horribles en el cuerpo de uno de los seres más puros del universo, quien había tardado años en convertirse en un símbolo de esperanza.

zamasu y goku black dragon ball
Toei Animation

#8 Zamasu y la destrucción de las esferas del dragón

Nuevamente Zamasu aparece en la lista, ya que logró usar las esferas del dragón para hacer realidad sus sueños más horribles.

En el arco de Goku Black, su último deseo fue al destrucción de las esferas del dragón, con lo que se aseguraba que nadie pudiera revertir sus deseos.

#9 La resurrección de Freezer

Sorbet, uno de los secuaces de Freezer que sobrevivieron a su derrota, se tomó el tiempo para reunir las esferas del dragón para revivir a su amo.

Afortunadamente, Sorbet no tuvo mucha creatividad, ya que pudo haber pedido que no solo fuera revivido, sino que fuera inmortal.

dragon ball super resurreccion de freezer 2
Toei Animation

Aún así, a Freezer la bastó una segunda oportunidad para causar caos y retar nuevamente a Goku.

#10 Moro y su ejército

En el número 48 del manga de Dragon Ball Super, Moro y Cranberry lograron convocar a Polunga, el dragón de Namek.

El primer deseo de los villanos fue curar las heridas de Cranberry, después que Moro recuperara sus poderes, y después de eso Moro traicionó a su subordinado y lo mató.

moro y su deseo dragon ball
Shueisha

Moro decidió pedir un tercer deseo, que consistía en liberar a todos los prisioneros de la prisión galáctica. Gracias a eso, además de su gran poder y de su inmortalidad, Moro contaba con un ejército fiel.

Échale un ojo a esto: