You, la adictiva serie de Netflix, invita a reflexionar sobre el acoso, la tecnología y las relaciones

you netflix joe
Lifetime/Netflix/Difusión

La serie de Netflix que estrenó a fines de 2018, You, se convirtió en uno de los dramas más adictivos de la plataforma (y una de las mejores series del año). Con 89 % de tomatometery 86 % de puntaje según la audiencia, la serie de 10 capítulos ya anunció una segunda temporada.

La primera temporada se inspiró en el libro de Caroline Kepnes con el mismo nombre. Hidden Bodies, el libro de la misma autora, será el desencadenante de la segunda temporada de la serie, aunque no se seguirá al pie de la letra. Se espera que para este año ya esté disponible en Netflix.

Joe Goldberg, el protagonista, (Penn Badgley), un librero que, a primera vista, parece el «novio perfecto», conoce a una chica en su librería y se obsesiona con ella. Tras varios episodios de acoso y de investigación en las redes sociales (redes públicas en donde Beck, Elizabeth Lail, publica todo acerca de su vida) finalmente Joe y Beck se dan una oportunidad.

Conociéndola hasta el más mínimo detalle, y luego de acceder a su smartphone, Joe se transforma, a ojos de Beck, en el hombre perfecto (tras varios fracasos en relaciones con «chicos malos»). El espectador, sin embargo, es consciente de que el «galán» no es más que un acosador, narcisista y obsesivo. Pero… mientras desarrolla un vínculo tóxico con Beck, también crea un vínculo con Paco, Luca Padovan, un niño que vive en su mismo edificio y que sufre con la relación abusiva de su madre y la pareja.

La serie muestra las dos caras de una misma persona: el acosador y el buen vecino que hace todo lo que está a su alcance para que un niño no sufra por la relación de su madre con su pareja (y con las drogas). Quizá esta imagen de «buena persona» que a veces muestra el personaje hace que el espectador empatice, en algunas ocasiones, con él.

View this post on Instagram

december 26. it’s a date.

A post shared by YOU (@younetflix) on

Es parte del juego que Netflix busca generar para poder discutir una realidad: la de las relaciones tóxicas abusivas. Al denunciar acoso, muchas personas cuestionan la veracidad de dicha denuncia enmarcado en justificaciones como «conmigo nunca se portó extraño», «pero ha demostrado ser buena persona». Como ejemplo, se puede citar el caso de Juan Darthés, actor argentino. Cuando Calu Rivero, actriz de ese país, denunció acoso por su parte, muchas otras celebridades no le creyeron y argumentaron de esta forma. Tuvieron que pasar varios meses (y varias denuncias, la más impactante la de Thelma Fardin, quien reveló en un video que Darthés la había violado cuando era menor de edad), para que esas mismas personas comprendieran que «conmigo se portó bien// nunca se portó extraño» no quita que haya sido violento y abusivo con otras personas.

View this post on Instagram

Primer pensamiento después de ver #YOU.

A post shared by Netflix España (@netflixes) on

La serie no solo interpela a las relaciones amorosas. También nos interpela como «espectadores» de la realidad. ¿Cómo nos paramos frente a una relación de acoso? ¿Por qué podemos llegar a empatizar mínimamente con un buen vecino que, en realidad, es también un acosador?

Por supuesto, la tecnología también es un tema a reflexionar. Pero no es lo central en la serie: tener nuestros datos públicos no justifica a un acosador. Joe, al comienzo de la serie, afirma que Beck tiene las redes sociales abiertas porque quiere que sepan todo de ella, por lo tanto «no está mal» acceder a su privacidad. Es decir, el acosador culpa a la víctima por sus actos y se justifica en ellos. Un argumento bastante conocido (y poco certero)

¿Ya viste la serie? ¿Qué te pareció?

Te interesará: