pop

Como nos enseñó Miyagi: Cobra Kai encuentra el equilibrio entre la nostalgia y el sacrilegio

cobra kai
YouTube Red

Hace algunos años se hizo viral un video que proponía un enfoque completamente original y subversivo de la clásica historia de Karate Kid: el verdadero bully siempre fue Daniel LaRusso (Ralph Macchio). Johnny Lawrence (William Zabka) fue quien tuvo que lidiar con su violencia y su maldad, como pudo, a veces reaccionando de manera igualmente violenta, pero finalmente con altura.

Es un argumento un poco radical, pero lo cierto es que resulta convincente.

Lo que hace el video es persuadirnos de ésto presentando algunos hechos puntales de la película de 1984, y mostrando todo desde la perspectiva de Johnny.

Ver también: «Cobra Kai es mejor que La Casa de Papel y muchas series de Netflix»

Ni héroes ni villanos

Cada uno es el héroe de su propia historia, dijo el estudioso de la mitología heroica Joseph Campbell, enfatizando, al igual que este video, la importancia del punto de vista y lo maleable y relativo del concepto de héroe.

De manera voluntaria o no, la serie Cobra Kai refleja este espíritu, y su esencia es la de relativizar y complejizar el clásico esquema héroe-villano que había construido Karate Kid, y que había permanecido en nuestra memoria en todos estos años.

Ya no estamos en los 80. Los tiempos cambiaron, y es un hecho.

Nuestra generación, la que creció con Karate Kid, puede recordar aquella como una época más simple, de buenos y malos.

Las historias que consumimos hoy exploran los grises, con héroes defectuosos y villanos que despiertan simpatía, incluso empatía. Más aún, protagonistas que deambulan por una línea difusa en el medio, en la que el heroísmo y la maldad no se manifiestan de manera épica y definitiva, sino que se van construyendo con pequeñas acciones y actitudes cotidianas.

Cobra Kai reconoce todo esto. Reconoce que en los 80 las cosas eran más simples y que esa misma generación que creció viendo Karate Kid hoy no se creería una historia como esa. Pero también reconoce el encanto que había en esa forma de ver las cosas, esa suerte de inocencia.

Una vieja rivalidad

Ahora, 34 años después de Karate Kid, la historia decide poner el foco en Johnny Lawrence.

Johnny, claro está, es el héroe de su propia historia. Pero en esta que vemos nosotros en Cobra Kai, nada más lejos.

Es un hombre decadente y perdido. Tiene un trabajo que odia y que apenas le da para ganarse la vida, del que es despedido ni bien comienza la serie. Es alcohólico y solitario, y no tiene ningún propósito en la vida.

Daniel LaRusso es un exitoso empresario y hombre de familia, con un destacado negocio de venta de automóviles (que están perfectamente pulidos y encerados).

Supongo que tiene sentido que la vida del discípulo del Sr. Miyagi haya resultado fructífera y exitosa, y la del discípulo del duro y sádico John Kreese un desastre.

Pero lo cierto es que Johnny es ahora un personaje mucho más fascinante e intrigante que Daniel.

Por diversas circunstancias, la rivalidad entre ambos volverá a surgir con fuerza, pero ahora el que tiene ventaja es Daniel, así que será él el responsable de los comportamientos más malignos, desagradables y abusivos en contra de su enemigo.

Ambos serán, sin embargo, capaces de las actitudes más infantiles y estúpidas.

Este aspecto de Cobra Kai, la legendaria rivalidad entre LaRusso y Lawrence, ahora reeditada, es la que desafía por completo la noción preconcebida que teníamos de estos personajes y sus historias, el costado más irreverente de la serie pero también logrado, sin idealizar ni demonizar a ninguno.

Ambos son capaces de ser tan estúpidos y mezquinos como entrañables y simpáticos. Es también lo que lleva la serie a un terreno más adulto y realista.

Back to the 80s

cobra kai 0
YouTube Red

Pero quizá en la búsqueda del equilibrio que tanto elogió el Sr. Miyagi, Cobra Kai combina esto con otro costado más puramente nostálgico y reivindicativo, que le da ocasionalmente un tono más simple e inocente; ochentoso, diríamos.

En la serie, al igual que en la película, un sofisticado movimiento de karate, realizado de forma súbita en una pelea callejera, no resulta algo ridículo y fuera de lugar, sino algo sencillamente genial, y sumamente efectivo. Algo que despierta la admiración de los testigos y el temor del contrincante.

El karate como mecanismo de defensa y como aprendizaje para la vida misma es tratado sin la menor ironía, como una profunda filosofía y un ejercicio tanto físico como mental y espiritual. Esto le da también algunos de los momentos más emotivos, incluyendo el recuerdo del Sr. Miyagi por parte de Daniel San (en un capítulo dedicado al actor Pat Morita, fallecido en 2005).

Toda la serie, como la película Karate Kid, se centra en el abuso por parte del más fuerte hacia el más débil, y la solución es el karate, aunque hayan diversas escuelas.

Así, cobran protagonismo toda una serie de nuevos personajes adolescentes, casi todos muy interesantes y bien definidos; no puede ser Karate Kid si no hay adolescentes bullies y bulleados.

El feeling ochentoso es reflejado también con ciertos aspectos telenovelescos que rodean a estos nuevos personajes; entre ellos el nuevo discípulo de Johnny en su dojo Cobra Kai, con el que surgirá una relación casi paternal; el verdadero hijo de Johnny, con quien no tiene relación; y la hija de Daniel LaRusso.

Estos jóvenes funcionan además como un genial diálogo intergeneracional para Karate Kid, y le dan la posibilidad a la serie de reírse un poco de ciertos aspectos anacrónicos de las lesiones de karate y de sus propios protagonistas (algunos de los momentos más hilarantes provienen de Johnny tratando de entender cuestiones de género), y de las diferentes sensibilidades entre hoy y los 80, pero sin ridiculizar ni menospreciar el verdadero mensaje de fondo, lo que hace las diferencias superficiales.

Cobra Kai tiene una primera temporada de 10 episodios y es una de las primeras series originales de YouTube Red, un servicio que pretende competir con Netflix.

Ya ha sido renovada por una segunda temporada.

Calificación de la primera temporada de Cobra Kai: 9/10.