pop

7 siniestras bromas de Bart Simpson que demuestran que merece estar encerrado

7 bromas de bart simpson que demuestran que merece ser encerrado 1
Fox

Bart Simpson, el pequeño demonio de Springfield, siempre se caracterizó por ser un niño imaginativo y algo inseguro que actúa de manera destructiva para llamar la atención y expresar sus propias frustraciones –las cuales nacen de su envidia a su hermana y su desprecio a su padre–.

En mayor o menor medida, las bromas de Bart no dejaban de ser travesuras infantiles, incluso cuando alguno de sus chistes se le iba de las manos –como cuando le escribió cartas de amor a su profesora usando un alias– exponían que Bart era capaz de sentirse culpable, lo que hacía a su difícil personalidad algo mucho más tolerable, llegando incluso a despertar piedad.

Pero, en ciertas ocasiones, algunas de las bromas de Bart alcanzaron tal nivel de malicia y desinterés por los demás, que demostraron que el pequeño demonio es un sociópata que debería ser encerrado bajo llave.

Veamos a continuación 7 de sus bromas más siniestras e inquietantes.

#7 Tratar de mandar a su hermana por correo

Los psicólogos criminalistas concuerdan en que hay señales presentes en el comportamiento de los niños que anteceden a una conducta criminal. La idea de Bart, a sus dos años, de mandar a su hermana recién nacida por correo, es una clara señal de alerta.

#6 Fingir que está atrapado en un pozo

Lo que empezó como una serie de bromas inofensivas a su familia, se le salió a Bart de las manos cuando afecto a todo Springfield al fingir ser «Timmy O’Toole», un niño que cayó en un pozo y no podía salir. Sin embargo, la trama se encarga de poner a Bart en su lugar.

#5 Reprogramar unos Roombas para que ataquen a las personas

Los niños se aburren en las fiestas para adultos; y un niño aburrido es generalmente un niño propenso a causar problemas. El acto de convertir los robots de limpieza que Lenny pensaba regalar a sus invitados en máquinas asesinas expone que tan retorcido es Bart.

#4 Tratar de destruir la escuela con un tren

No es un secreto que Bart odia la escuela, llegando a fantasear varias veces con destruirla. Pero el hecho de que un día decide intentar destruirla usando las vibraciones que transmite un tren subterráneo poniendo a todos en peligro de muerte demuestra que Bart es un sociópata.

#3 Fingir una pandemia para que sus vacaciones no se terminen

Durante una semana en un crucero, Bart se percata que su vida es aburrida y sin sentido. Así que decide engañar a todos los presentes en el crucero haciéndoles creer que hay un virus letal suelto y que la tierra es área de cuarentena. Uno de los actos más egoístas de Bart.

#2 Causar una avalancha para atrapar a su padre

Esto ocurrió en la película de Los Simpson (2007), cuando la familia escapa a Alaska y se establece a los pies de una montaña. Bart, viendo que cada vez que aplaudía causaba aludes, decide aplaudir con la firme intención de atrapar a Homero en una pila de nieve.

#1 Tratar de tirar el auto sobre Homero

Ya rozando con la psicopatía, cuando Bart está filmando una película para una tarea escolar, decide tratar de tirar el auto sobre su padre cuando éste lo está reparando –lo que significaría la muerte para Homero–, pero su broma falló gracias a un cesto de mimbre.

¿Y tú qué piensas? ¿Qué otra broma siniestra de Bart agregarías?