pop

Repasamos los embarazos más inesperados e impactantes de la TV

Warner Bros. TV

¡¿Cómo pasó esto?!

Bueno, sí, sabemos el procedimiento para hacer un bebé (espero), pero que estos personajes de la telehayan quedado embarazadas fue toda una sorpresa para sus seguidores. En serio, ¡¿cómo pasó esto?!

Estas cigüeñas aterrizaron con el GPS estropeado y dejaron a estos personajes igual de perdidos. Pero, bueno, un embarazo siempre es una buena noticia, ¿no? ¿Quién me apoya? ¿Nadie? ¡Oh, rayos!

Hannah Horvath (Girls)

La última temporada de Girls llegó llena de sorpresas con el inesperado embarazo de la aspirante a escritora Hannah Horvath. La chica pensaba que tenía una infección urinaria, pero una visita al doctor aclaró el tema. ¿El padre? Un instructor de sky acuático en Montauk.

Rory Gilmore (Gilmore Girls)

Los amantes de las Gilmore aplaudieron la noticia del revivalen Netflix, no así el enterarse de que su «heroína» Rory era todo un desastre. Vida inestable, sin trabajo y sin pareja fija, la menor de los Gilmore tenía encuentros casuales con su expareja, el acaudalado Logan, quien estaba comprometido con alguien más. Así quedó embarazada, como lo hizo saber en las últimas palabras de la serie, dándole una especie de ciclo a la historia.

Maude Findlay (Maude)

A los 47 años, Maude ya era abuela. No se espanten, hablamos de una serie filmada en los setenta. La sorpresa fue que la protagonista salió embarazada. El padre era su esposo, Walter.

Ella pensó que él quería el bebé. Él pensó que ella lo quería. Al darse cuenta de que ambos estaban en una etapa en la que ya no deseaban criar una familia, Maude tomó una decisión sin precedentes en la historia de la televisión: se hizo un aborto. Las cartas abarrotaron el canal.

Rachel Green (Friends)

La séptima temporada deFriends tuvo un final de locura: era la boda de Monica y Chandler, pero el novio cedió ante la presión de convertirse en esposo y desapareció. Para colmo de males, Phoebe descubrió que Monica estaba embarazada. ¿O no?

Pues no, no era Monica la del bebé, sino Rachel. En la siguiente temporada pronto descubrimos que el padre no era otro que Ross, su examor, por quien ya no sentía nada, pero con el que tuvo una noche de calentura y pasión (que quedó filmada).

Miranda Hobbes (Sex and the City)

La independiente, feminista y trabajadora incansable Miranda quedó embarazada de Steve Brady, un tipo con quien originalmente planeaba pasar una noche y con el que protagoniza una relación de sí y no durante un tiempo.

Cuando Steve pierde un testículo por causa de un cáncer, Miranda duerme con él para demostrarle que las mujeres no dejarán de desearlo por eso. Como resultado, queda embarazada y planea abortar, pero luego decide que el embarazo siga su curso y que criará a su hijo como madre soltera.

Murphy Brown (Murphy Brown)

En los 90, Murphy Brown ganó titulares por quedar embarazada. Mejor dicho, por decidir criar a su hija sola. La historia es así: Jake, su exesposo, era el padre de la criatura, pero al enterarse de la concepción dijo que no quería dejar su estilo de vida para convertirse en padre.

Murphy decide que igual tendrá al bebé y lo criará sola. ¿El problema? Que el vicepresidente de los Estados Unidos, Dan Quayle, dijo que el personaje se burlaba de la importancia de los padres en la crianza de un niño. Esto en plena campaña presidencial.

¿Lo interesante? Los del show usaron el discurso para la serie, mencionaron lo ocurrido (recordemos que Murphy era periodista) y hablaron de la importancia de comprender a la familia moderna.

Jane Villanueva (Jane the Virgin)

El embarazo de Jane no fue tan impactante si consideramos el hecho de que se trata de toda la espina dorsal de la historia, pero sí llama la atención.

Jane es una joven de ascendencia latina que ha prometido llegar virgen al matrimonio. Su vida se complica cuando resulta inseminada por error. Para colmo de males, el padre del bebé resulta ser el millonario dueño del hotel donde ella trabaja. ¡Qué locura!

¿Recuerdas otro embarazo impactante de la televisión? ¡Compártelo con nosotros!