mujer

El útero se te puede caer al levantar mucho peso, ten cuidado en el gym

ejercicio mejorar resultados grupos musculares 2
Flamingo Images vía Shutterstock

El cuerpo humano nos sorprende con las extraordinarias actividades que podemos hacer: desde levantar el doble de nuestro peso o más en una barra mientras hacemos squats hasta la maravilla de dar a luz. Sin embargo, estas dos fascinantes acciones también son factores de riesgo que pueden provocar que tu útero, vejiga o vagina se 'caigan', es decir, que sufras un prolapso del órgano pélvico. 

Africa Studio / Shutterstock

¿Qué es un prolapso del órgano pélvico?

Tu pelvis cuenta con músculos y tejidos que sostienen a los órganos pélvicos: la vejiga, el útero, el cuello uterino, la vagina y el recto. De acuerdo con la Oficina para la Salud de la Mujer (OASH) del Departamento de Salud de EUA, dichos músculos y tejidos son como una hamaca, la cual, en algunos casos puede no ser lo suficientemente fuerte para sostener a los órganos pélvicos, lo que ocasiona que se caigan o presionen dentro o fuera de la vagina. Esta afección es conocida por los médicos como prolapso del órgano pélvico. 

utero
mi_viri

¿Qué tipos de prolapso del órgano pélvico existen?

Los expertos del Hospital de la Universidad de Illinois advierten que existen 4 tipos de prolapsos, los cuales dependen del órgano pélvico afectado. El cistocele es cuando la vejiga desciende sobre la vagina. En caso de que el útero sea el que desciende, nos referimos a un prolapso uterino. Tu vagina también puede descender y ocasionar un prolapso de la bóveda vaginal. 

El intestino delgado también puede presionar a la vagina y causar un bulto, cuando esta pasa, los médicos lo conocen como enterocele. En caso de que sea el recto el que desciende, se presenta un rectocele. 

colicos menstruales portada 1400x800
New Africa / Shutterstock.com

¿Qué causa un prolapso del órgano pélvico?

Como ya vimos, el prolapso del órgano pélvico se ocasiona cuando los músculos pélvicos y los tejidos se debilitan pero ¿qué provoca este debilitamiento?

De acuerdo con Mayo Clinic y la OASH, el trabajo de parto, un parto natural difícil o dar a luz a un bebé de más de 3.8 kilos puede debilitarlos. No obstante, mujeres que nunca han tenido hijos o partos por cesárea también pueden sufrir esta condición. 

episiorrafia el punto del marido que hacen algunos medicos durante episiotomia parto
gorodenkoff vía iStock

Levantar mucho peso en repetidas ocasiones y de manera incorrecta también es un riesgo, por lo que debes tener mucho cuidado en el gimnasio y tus rutinas con pesas, así como con los objetos que mueves en tu casa o trabajo. 

mujer levantando una barra ejercicio
Jacob Lund / iStock

Estar bajo una constante presión en el abdomen ocasionada por obesidad, tos crónica o estreñimiento crónico también es un factor de riesgo. 

Asimismo, procesos naturales como  los cambios hormonales de la menopausia, envejecer o incluso que alguien más de tu familia haya sufrido un prolapso aumentan el riesgo de padecerlo. 

ilustracion menopausia
Por a.frizen vía Shutterstock

¿Cómo puedo saber qué tengo un prolapso de órgano pélvico?

El síntoma más obvio del prolapso del órgano pélvico es si ves o sientes un bulto o "algo saliendo" de tu vagina. Sin embargo, también existen otras señales como sentir presión, incomodidad en la pelvis, misma que puede empeorar cuando estás de pie, toses, haces ejercicio o al final del día, así como incontinencia urinaria, estreñimiento y dificultad y dolor cuando te pones tampones. 

utero 1
beeboys

¿Cómo puedo prevenirlo?

Los ejercicios de Kegel son muy buenos para fortalecer los músculos del suelo pélvico, y más si acabas de dar a luz. Si tienes músculos fuertes, tus órganos pélvicos tendrán un buen soporte. 

ejercicio kegel pelvico mujer
Mangostar vía Shutterstock

Tener una dieta balanceada con alimentos ricos en fibra, como frutas y verduras, así como tomar mucha agua te puede ayudar no sólo a prevenir el estreñimiento, el cual, es un factor de riesgo de prolapso, sino también a mantener un peso sano. Recuerda que la obesidad te pone en más riesgo de padecer esta afección. 

tomar agua 2
Oleksii Shalamov/Shutterstock

Otro factor de riesgo que puedes evitar es levantar objetos muy pesados. En caso de que por alguna razón tengas que hacerlo, asegúrate de usar las piernas en lugar de la cintura o la espalda, aunque lo mejor es que lo evites. 

Por último, no fumes. Este vicio es terrible para la salud en general y, en el caso específico del prolapso de órgano pélvico, puede aumentar las posibilidades de que sufras tos crónica, la cual, a su vez, tensiona los músculos del suelo pélvico cada ves que toses. 

fumar reducir fertilidad
Kenishirotie vía Shutterstock

En caso de que creas que sufres o eres propensa a padecer esta condición, lo mejor es que acudas con tu médico. 

También te puede interesar: