mujer

¿Duermes con tu gatito? Entonces necesitas leer la opinión de los expertos, pero no te va a gustar

gatito bebe color miel
RalchevDesign vía iStock

Los gatos son animales curiosos por naturaleza, así que es normal que explore cada rincón de tu hogar y escoja sus favoritos para dormir. Con seguridad tu cama se volverá su lugar especial para descansar por la mañana o la tarde debido a la comodidad y todo el espacio que posee, pero cuando sea tu turno de dormir... ¿es buena idea dejar que lo haga a lado tuyo?

De acuerdo a los expertos, hay más contras que que pros. Te los compartimos:

Pros

Ayuda conciliar el sueño

De acuerdo a la doctora Jennifer Maniet, veterinaria de Petplan Pet Insurance, el compartir la cama con un gato le aporta a ambos calidez, tranquilidad y confort, además de te ayudará a conciliar el sueño más rápido.

gato dormido en la cama
BONNINSTUDIO vía Stock

Refuerza el vínculo

Si tu gatito aún no tiene una total confianza contigo y le gusta tu cama, intenta acariciarlo cuando esté dormitando, eso le ayudará a entender que solo quieres mimarlo y no debe tener miedo. Es muy importante no obligarlos a nada, entonces si ves que huye de ti, empieza por solo acostarte o sentarte a su lado, poco a poco dejará incluso que lo abraces.

gato en una cama con mirada tierna
Viktoriia Ponomarenko vía iStock

Contras

Afectan tu ciclo del sueño

Al ser animales nocturnos tienen una mayor actividad cuando tú estas descansando y si duerme contigo, será garantía que te despertará una o más veces porque quiere jugar o salir de la habitación. Si eres una persona con el sueño ligero, es mejor que dejes a tu michi en otro lado para dormir, así no afectará tu descanso.

gato recostado con su duena en la cama
Stanislav Ostranitsa vía iStock

Pueden transmitir enfermedades

¿Tu gato es amante de salir al jardín o a las calles cercanas a explorar? Si es así, debes tomar precauciones porque pueden ser portadores de distintas enfermedades como tiña, toxoplasmosis o giardiasis; especialmente cuando tienen contacto con otros gatos que no tienen dueño. Incluso pueden llegar a casa con pulgas, garrapatas, gusanos y otros parásitos. Sabemos que los gatos no son fans de los baños, sin embargo son necesarios si quieres que duerma contigo.

gato recostado sobre duena beso amor mascota
G-Stock Studio / iStock

Evita hacerlo en los meses de verano

Las garrapatas y parásitos similares tienden a ser un problema para los gatos en los meses más calurosos, así que lo mejor es revisar periódicamente el pelaje y la piel del gato, además de llevarlos al veterinario. Por seguridad, es mejor en esos meses que no duerma en tu cama, ¿te imaginas amanecer con mordeduras de pulgas?

Puede volverse muy territorial

Si tienes otra mascota en casa que le guste subirse a tu cama, debes tener más precaución. Algunos gatos podrían verlo como una amenaza y se tornarán territoriales. Puede que a tu gato no le moleste compartir, sin embargo es importante recordar que no todos tienen el mismo carácter.

gato enojado en un rincon
Andrey Zhuravlev vía iStock

Ahora que ya sabes los riesgos que conlleva el dejar subir a la cama a los gatitos, lo pensarás dos veces aunque lo ames con todo tu corazón porque puedes poner en riesgo tu salud y la de tu familia.

Ve también: