mujer

Conéctate contigo misma con esta técnica que te llevará solo 10 minutos

como meditar en 10 minutos facilmente 0
fizkes / shutterstock

Si siempre has querido meditar, pero no sabes cómo hacerlo y piensas que te llevará mucho tiempo, a continuación te daremos algunos consejos y te explicaremos minuto a minuto lo que tienes que hacer para que logres meditar, relajarte, desconectarte del exterior y conectarte contigo misma. 

¿Qué es la meditación?

Andy Puddicombe, pionero en meditación de Headspace, asegura que la meditación es gimnasia para el cerebro y un sedante para el alma y cree que con 10 minutos que nos tomemos al día para meditar podemos cambiar muchas cosas en nuestra mente, cuerpo y espíritu. 

Técnica para meditar en 10 minutos

Con esta técnica la falta de tiempo ya no será impedimento para que logres re conectarte contigo misma y entrar en el maravilloso mundo de la meditación. 

Para que esto te dé resultados es muy importante que encuentres un espacio silencioso, tranquilo y alejado de distracciones para concentrarte. Puede ser tu habitación, un parque, el baño, tu oficina o tu auto. Asegúrate de sentirte cómoda y libre. Coloca el cronómetro de tu celular a 10 minutos y estás lista para comenzar. 

Minuto 0 al 2 - Respira

Empieza a despejar tu mente, inhala profundamente 5 veces por la nariz e inhala por la boca. Siente cómo entra el aire a tus pulmones, los expande y luego sale. Detente y siente tu respiración; inhala y exhala con naturalidad, sin forzarte, solo permite a tu cuerpo fluir. Si viene un pensamiento no lo rechaces, acéptalo y déjalo ir en la próxima exhalación. 

mujer respirando sol
eakkaluktemwanich via Shutterstock

Minuto 2 al 4 - Relájate

No te sientas presionada, hay cosas que van llegando con la práctica como “pon tu mente en blanco” o “relájate completamente”. No te frustres si al principio en vez de concentrarte piensas en todos tus pendientes, es normal. 

relajacion
Maridav vía Shutterstock

Minuto 4 al 6 - Sensibilízate 

Lentamente ve sintiendo tu cuerpo, ve entrando en él. Observa tu postura y siente los puntos en que tu cuerpo toca la silla o en donde se apoyan tus pies sobre el suelo. Siente el peso de tus brazos y tus manos descansando sobre tus piernas. 

meditacion en 10 minutos
Chinnapong / shutterstock

Minuto 6 y 7 - Enfócate

Ahora manda tu atención hacia tus pensamientos. Observa los que aparecen sin que los llames, los que surgen solos. Conviértete en su espectador, míralos sin juzgarlos, ve lo que llega a tu mente, lo que se queda y lo que se va. 

como meditar en 10 minutos
Ariwasabi / shutterstock

Minutos 8 y 9 - Visualización

Concéntrate en pensar las cosas buenas que van a pasar después de haber meditado y de sentirte más relajada: serás más amable, creativa, amorosa, generosa, etc. En este espacio puedes incluir mantras, frases positivas, deseos, anhelos y temas emocionales o sentimentales para trabajar en ese momento. 

pensamientos positivos
Zai Di / shutterstock

Minuto 10 - Conexión con el presente

Deja de concentrarte en tu respiración y analiza si estás llena de pensamientos o tranquila, deja que tu mente haga lo que quiera. Poco a poco ve tomando conciencia sobre cualquier sensación que esté experimentando tu cuerpo: la silla debajo de ti, tus pies en el piso, frío, calor, etc. Ya consciente, analiza nuevamente lo que escuchas, hueles y sientes. Verás que encontrarás tu cuerpo en un estado de calma, tu mente estará tranquila y despejada..

meditar en 10 minutos
fizkes / shutterstock

Después de meditar

Antes de levantarte piensa en cómo te sientes, ten pensamientos lindos y positivos y planea lo que harás a continuación: lavarte los dientes, ir al supermercado, responder mails del trabajo, tomar un café.

Sin importar lo que tengas que hacer, recuerda no perder la calma que ya lograste y primero piensa cuál será tu próximo movimiento antes de hacerlo. 

Conforme vayas avanzando tendrás mayor habilidad de distinguir y analizar tus emociones, así que los beneficios de esta pausa en tu día los empezarás a experimentar casi de inmediato. No olvides que la clave está en la decisión y en la acción, así que manos a la obra. 

¡No te vayas, sigue leyendo!