mujer

Los pezones invertidos pueden ser una señal de cáncer y otras enfermedades

cambios en tus pezones que debes atender 1
OSTILL/iStock

Aunque están presentes desde el momento en el que nacemos, los pezones suelen tener nuestra atención hasta que pensamos en amamantar a nuestro bebé.

mujer amamantando a bebe en sillon
Nina Buday / Shutterstock.com

En general los pezones están levantados, es decir, sobresalen de la areola.

No obstante, de acuerdo con la Dra. Inés Bombí, médico especialista en Ginecología y Obstetricia, alrededor del 10% de las mujeres no tiene los pezones de esta forma, sino que están invertidos. Esto significa que se encuentran retraídos, a manera de ombligo.

bubis normales pezones hundidos
Daniel González/VIX

¿Cómo afectan los pezones invertidos?

La doctora explica que la anatomía de los pezones invertidos no impide la lactancia, pero sí dificulta un poco este proceso, debido a que al bebé le cuesta más trabajo succionar la leche.

De acuerdo con la Asociación de Lactancia Materna Alba, una vez que el bebé comienza a succionar el seno y estimular al pezón, éste incluso puede levantarse durante la succión y permanecer así entre toma y toma.

relactancia materna bebe 2
Natalia Deriabina vía Shutterstock

Asimismo, Mayo Clinic explica que en general los pezones invertidos no suelen ser un problema médico. De hecho, muchas mujeres nacen con los pezones así.

No obstante, si el pezón se invierte repentinamente (sin que haya alguna causa aparente) es necesario acudir con el médico, debido a que puede ser síntoma de un problema de salud.

diagnostico de cancer de mama
Okrasiuk / Shutterstock

Ectasia de los conductos mamarios

De acuerdo con la Dra. Sabrina Felson, médico especialista en medicina interna, los pezones invertidos pueden ser consecuencia de una condición llamada ectasia de los conductos mamarios, la cual ocurre cuando alguno de los conductos de las mamas se ensancha y obstruye.

Los expertos de Mayo Clinic explican que además del pezón invertido se pueden presentar otros síntomas, como secreción blanca, gris o negra en los pezones, sensibilidad y enrojecimiento en el pezón o en la área que lo rodea.

glandulas mamarias pechos
Sebastian Kaulitzki vía Shutterstock

Mastitis periductal

Los pezones invertidos también pueden ser un síntoma de una infección bacteriana conocida como mastitis. La Dra. Sabrina Felson explica que esta infección normalmente se da en mujeres que están amamantando.

Asimismo, Mayo Clinic menciona que la causa más común de esta condición es la leche que se queda retenida en los conductos mamarios.

portada senos 2019
Jacek Chabraszewski vía shutterstock

Además de los pezones invertidos se puede presentar inflamación y sensibilidad en la areola, ardor durante la lactancia y fiebre.

pechos diferente tamano senos
Sakan.p/ Shutterstock

Cáncer de mama

Si bien uno de los síntomas más comunes del cáncer de mama es la aparición de un bulto en el seno, de acuerdo con Mayo Clinic la inversión repentina de los pezones también puede ser un signo de este tipo de cáncer.

Este síntoma puede ir acompañado de otros cambios en la mama; desde su forma y aspecto, hasta la descamación o formación de costras en la areola.

cancer de mama 0916 1400x800 2
Shutterstock

También te puede interesar: