mujer

10 síntomas de Parkinson que no tienen nada que ver con los temblores

manos senora parkinson
PopTika / Shutterstock

Más allá de las canas y las arrugas, existen otros signos que nos avisan que estamos envejeciendo.

De acuerdo con la OMS, las afecciones más comunes durante la vejez son la pérdida paulatina de la audición y la vista, dolores de espalda, fragilidad en huesos y articulaciones, incontinencia urinaria, etc. Asimismo, el envejecimiento viene acompañado con un mayor riesgo a padecer enfermedades más serias.

abuelita sorprendida
Image Point Fr vía Shutterstock

Varias de las afecciones que aparecen con la edad están acompañadas de una serie de síntomas, que nos pueden alertar con tiempo.

Así, podemos acudir con el especialista para conseguir una diagnóstico temprano y, de ser posible, un tratamiento.

como facilitar la convivencia con un familiar que sufre alzheimer3
Jacob Ammentorp Lund via iStock

Enfermedad de Parkinson

Entre las condiciones médicas que suelen estar más relacionadas con el envejecimiento se encuentra la enfermedad de Parkinson.

De acuerdo con la Federación Española de Parkinson, lo más común es que esta enfermedad se presente entre los 50 y 60 años, aumentando le riesgo de padecerla a medida que seguimos envejeciendo.

parkinson titulo medicina
airdone / Shutterstock

Uno de los síntomas del Parkinson más conocidos son los característicos temblores, principalmente en las manos. Este se debe a que el Parkinson es un trastorno del sistema nervioso en el que el movimiento de las personas se ve afectado.

De acuerdo con Mayo Clinic, esta enfermedad ocurre debido a que algunas neuronas comienzan a descomponerse o morir. Esta pérdida de células cerebrales ocasiona que no se produzca suficiente dopamina, una sustancia química fundamental para la función motora del cuerpo.

enfermedad de parkinson manos temblores 0912201921
Orawan Pattarawimonchai vía Shutterstock

En otras palabras, no tener suficiente dopamina provoca que los movimientos que realizamos con normalidad se vean comprometidos y aparezcan dichos temblores.

Sin embargo, el Parkinson tiene más síntomas que no tienen nada que ver con los temblores y te pueden alertar del desarrollo temprano de esta enfermedad.

shutterstock 263179745
Halfpoint/shutterstock

Más allá de los temblores: síntomas de la enfermedad de Parkinson

Como ya vimos, el síntoma más común del Parkinson son los temblores en las manos, brazos, piernas, mandíbula y cara. En las primeras etapas de la enfermedad estos temblores suelen presentarse en una sola mano o sólo en los dedos.

Aunado a los temblores existen otros dos síntomas principales relacionados con el movimiento, así como otras señales que se alejan totalmente a las acciones que relacionamos con movernos.

ancianita sentada a lado de su ventana
De Visu / Shutterstock

#1 Rigidez muscular

Así como la falta de dopamina puede generar movimientos involuntarios, también puede afectar el mismo movimiento. En ese caso se experimenta rigidez muscular, principalmente en brazos, piernas y tronco.

Esta rigidez ocasiona un fuerte dolor en los músculos, así como un movimiento limitado.

ancianito sentado serio
Mostovyi Sergii Igorevich / Shutterstock

Una forma sencilla de detectar esta rigidez es mientras caminas, ya que muchas veces los brazos dejan de balancearse mientras lo haces o sientes como si tus pies se quedaran pegados al piso.

pies bonitos
Robert Przybysz vía Shutterstock

#2 Una escritura más pequeña

La Fundación de Parkinson explica que el cambio radical y repentino en el tamaño o forma en la que uno escribe es uno de los signos tempranos de esta enfermedad.

Con respecto al cambio del tamaño, la escritura suele ser mucho más pequeña y las palabras suelen estar más juntas.

senora mayor escribiendo
Pearl PhotoPix / Shutterstock

#3 Caminar con pasos más cortos

Con el desarrollo de la enfermedad, los pacientes comienzan a desarrollar bradicinesia, también conocida como movimiento lento.

De acuerdo con Mayo Clinic una de las señales de este retardo en el movimiento es caminar con pasos más cortos o arrastrar los pies.

ancianitos caminando en el parque
photoshooter2015 / Shutterstock

#4 Fallas en el olfato

Esta pérdida de olfato suele ser más obvia con olores fuertes de alimentos como pepinillos en vinagre, canela o plátano.

ancianita frustrada con manos en la cabeza
De Visu / Shutterstock

#5 Problemas de sueño

Moverse un poco mientras dormimos es normal. Sin embargo, un síntoma de Parkinson son los movimientos más repentinos y con mayor fuerza como patadas o puñetazos.

Estos mismo movimientos pueden incluso llevarte a caerte de la cama mientras duermes.

senor mayor acostado con pijama azul
Motortion Films / Shutterstock.com

Asimismo, el Parkinson puede generar insomnio y sueño fragmentado (despiertas varias veces en la noche).

senor mayor con insomnio
amenic181 / Shutterstock

#6 Cambios en la voz

Esta enfermedad puede generar cambios en el volumen de la voz, la cual suele hacerse mucho más baja o ronca. Asimismo, tu forma de hablar se vuelve mucho más monótona.

ancianita pensativa senatada con baston
Photographee.eu / Shutterstock

#7 Cara de máscara

De acuerdo con la Fundación de Parkinson el aspecto de máscara en la cara suele presentarse como expresiones aparentemente permanentes donde te ves enojado, serio o deprimido.

mujer anciana ojos
Strannik_fox vía Shutterstock

#8 Dificultad para parpadear

A medida que la enfermedad avanza se presenta una mayor dificultad para realizar movimientos automáticos como parpadear o sonreír.

Photographee.eu / Shutterstock

#9 Postura diferente

Cuando uno está de pie, en lugar de pararse erguido la postura cambia a estar encorvado.

ancianitos caminando por el parque tomados de la mano
Dragon Images / Shutterstock

#10 Falta de equilibrio

Una de las consecuencias de la enfermedad de Parkinson es la pérdida del equilibrio, la cual suele

senora mayor en el piso despues de una caida
Photographee.eu / Shutterstock

El Parkinson es una enfermedad progresiva por lo que a medida que la condición avanza, los síntomas suelen agravarse.

Aunque hasta el momento no existe una cura contra el Parkinson, sí existen tratamientos que pueden ayudar a controlar o disminuir los síntomas. Es por ello que la detección temprana es clave para que estos tratamientos funcionen con mayor éxito.

También te puede interesar: