Los cólicos menstruales muy intensos pueden ser señal de una enfermedad que debes atender

shutterstock 1012319362
Cat Box/Shutterstock

Cada mes, la mayoría de las mujeres experimentamos dolores intensos en la parte baja del vientre, que acompañan o anuncian el inicio de nuestro ciclo menstrual.

Este dolor, mejor conocido como cólicos, se origina por el movimiento de los músculos del útero que se contraen y relajan para que de esta forma se expulse la sangre menstrual.

dolor menstrual colicos menstruales
Roman Samborskyi / Shutterstock

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU., el término médico para referirse a los cólicos o al dolor menstrual es dismenorrea.

Existen dos tipos de dismenorrea: primaria y secundaria. La dismenorrea primaria es el dolor que se presenta en mujeres sanas y es causado únicamente por el ciclo menstrual, así como por la segregación de prostaglandina, una sustancia que controla las contracciones del útero.

shutterstock 1154142469
Ed Meden/Shutterstock

Por otro lado, la dismenorrea secundaria se refiere a los dolores intensos que son ocasionados por alguna afección médica relacionada con problemas en el útero u otros órganos pélvicos.

A continuación te mostramos 7 enfermedades que provocan este tipo de cólicos agudos.

shutterstock 651302899
EstherQueen999/Shutterstock

#1 Endometriosis

La endometriosis es una afección donde el endometrio, el tejido que recubre el interior del útero, crece fuera de éste. Es decir, crece en los ovarios, las trompas de Falopio o en el tejido que recubre la pelvis.

De acuerdo con la Organización Mundial Endometriosis, esta enfermedad afecta alrededor de 176 millones de mujeres a nivel mundial. De hecho, se estima que 1 de cada 10 mujeres padece endometriosis.

shutterstock 173971652
Sogno Lucido/Shutterstock

Los especialistas de Mayo Clinic señalan que además de los cólicos intensos, este trastorno del endometrio presenta otros síntomas como dolor al tener relaciones sexuales o al orinar, sangrado abundante durante la menstruación o sangrado entre períodos.

dolor abdominal 0
Leszek Glasner vía Shutterstock

#2 Fibromas uterinos

Los fibromas uterinos, comúnmente conocidos como miomas, son tumores benignos –no cancerosos– que crecen en el útero.

Estos pueden ser tan pequeños, que sólo son perceptibles con un microscopio. Por el contrario, también pueden alcanzar un tamaño mucho mayor, al grado de que pueden expandir o distorsionar el útero.

miomas utero
Adao/Shutterstock

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU, los miomas son bastante comunes. Se estima que la mitad de los mujeres en edad madura (alrededor de los 50 años) los presentan.

Entre los síntomas de esta afección se encuentran: sangrado excesivo durante el periodo (que incluso puede venir acompañado de coágulos), sangrado entre periodos, necesidad de orinar con frecuencia y dolor durante las relaciones sexuales.

colicos menstruales
antoniodiaz vía Shutterstock

#3 Enfermedad inflamatoria pélvica

La enfermedad inflamatoria pélvica es una afección donde el útero, las trompas de Falopio, los ovarios y el cuello uterino se inflaman debido a las bacterias que se contagian por tener relaciones sexuales sin protección. Entre esas bacterias se encuentran las de clamidia y gonorrea.

De acuerdo con Mayo Clinic, otros de los síntomas de esta enfermedad es el flujo vaginal con color, consistencia u olor anormal, sangrado vaginal después de tener relaciones sexuales o entre periodos menstruales, así como dolor al orinar.

ovario con quistes dolor
Yayar scentio BH / Shutterstock.com

#4 Adenomiosis

La adenomiosis es otra condición donde el endometrio no se desarrolla donde debería. Con esta afección, el tejido endometrial crece en las paredes musculares externas del útero, lo cual hace que dichas paredes se engrosen.

Mayo Clinic explica que además de los cólicos punzantes, la adenomiosis también puede presentar sangrado menstrual intenso y prolongado, así como dolor pélvico crónico, el cual se puede intensificar durante las relaciones sexuales.

adenomiosis enfermedad endometrio
Timonina / Shutterstock

#5 Quistes ováricos

El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos explica que los quistes ováricos son sacos o pequeñas bolsas llenas de líquido o de otro tejido que se forman en los ovarios.

En general, los quistes no provocan molestias. Sin embargo, en el caso de desarrollar una sintomatología, ésta incluye dolor intenso justo del lado del ovario donde se encuentra el quiste, hinchazón y una sensación de saciedad o pesadez en el abdomen.

dor colica endometriose 0319 1400x800
Mr.Thanathip Phatraiwat/Shutterstock

#6 Síndrome de congestión pélvica

De acuerdo con la Dra. JoAnn V. Pinkerton de la Universidad de Virgina, este síndrome es ocasionado por la acumulación de sangre en las venas de la pelvis y de los ovarios, es decir, son como várices (venas tortuosas y dilatadas).

Se estima que hasta un 15% de las mujeres en edad fértil presentan este tipo de várices pélvicas u ováricas. Sin embargo, no todas desarrollan síntomas.

shutterstock 1245941269
BlurryMe/Shutterstock

El dolor ocasionado por este síndrome es bastante agudo y punzante. Además, también puede presentarse dolor en la espalda, en las piernas y después de tener relaciones sexuales.

Otros síntomas son sangrado menstrual anormal, flujo vaginal acuoso, fatiga e hinchazón en el abdomen.

que son los probioticos y por que pueden ser tus mejores aliados en una primera cita 3
Merla/Shutterstock

#7 Estenosis cervical

El Dr. Samuel Gene Mcneeley explica que la estenosis cervical es cuando la abertura del cuello uterino –el órgano que va de la vagina al útero– es bastante estrecha, lo cual ocasiona que la sangre menstrual no sea expulsada por completo o no presente un flujo constante.

De acuerdo con Mayo Clinic, esta condición puede ocasionar dolor debido al aumento de presión en el útero, el cual se origina porque el flujo menstrual no es continuo.

Irina Bg / Shutterstock

En caso de presentar cólicos intensos y/o alguno de los otros síntomas descritos previamente, es importante que acudas con tu ginecólogo.

También te puede interesar: