Las personas con obesidad pueden acumular grasa en los pulmones, según estudio

Life science / Shutterstock

El sobrepeso y la obesidad pueden traer severas consecuencias de salud al organismo, tales como la diabetes, hipertensión, enfermedades del corazón, del hígado y de la vesícula, de acuerdo con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos.

Sumado a eso, recientes investigaciones han encontrado que esta condición también pueden traer problemas a los pulmones, lo que aumenta la posibilidad de padecer enfermedades respiratorias.

la bacteria que puede prevenir la obesidad 4
Billion Photos / Shutterstock

¿La obesidad está relacionada con las enfermedades respiratorias?

La ciencia parece indicar que sí. Un estudio hecho por científicos australianos y publicado en el European Respiratory Journal reveló que las personas que tienen un sobrepeso considerable presentan un mayor riesgo de desarrollar asma y otros padecimientos que involucran directamente a las vías respiratorias.

sera que eres alergica al ibuprofeno descubrelo ahora2
PeterTG/iStock/thinkstock

Para llegar a este resultado, los investigadores evaluaron los pulmones de 52 personas fallecidas, donde 15 de ellas no habían reportado asma nunca, 21 que sí la tenían pero que murieron debido a otras causas, y 16 que sí perdieron la vida en consecuencia de esta enfermedad respiratoria

Además de estos aspectos, los científicos también consideraron el Índice de Masa Corporal (IMC) de cada persona, para así identificar si tenían un sobrepeso importante, o no. A la vez, utilizaron una tinta que les permitió visualizar las estructuras de las vías aéreas bajo un microscopio.

cientifica viendo a traves de un microscopio
Gorodenkoff vía Shutterstock

Fue así que se encontró que las personas que poseían un IMC por encima de lo recomendado (y que por ende, tenían sobrepeso) presentaban tejido graso acumulado en las paredes de los pulmones.

De acuerdo con los expertos, esta presencia de tejido graso podría haber contribuido a la fisiopatología de las vías respiratorias. Es decir, la existencia del tejido graso podría estar estrechamente relacionada con complicaciones de las vías respiratorias, donde la más común fue el asma.

pulmones 1
yodiyim/Shutterstock

Los responsables del estudio también indicaron que la grasa presente en el organismo crece junto con el IMC, y luego, este tejido graso termina por afectar la estructura normal de las vías respiratorias, provocando así inflamación en los pulmones.

Anteriormente, ya se había encontrado una relación entre el asma y el sobrepeso y la obesidad. Sin embargo, los científicos creen que su estudio podría revelar un nuevo vínculo: el exceso de peso puede crear una presión directa en los pulmones.

obesidad uruguay
winnond/Shutterstock

Estos resultados podrían ayudar a prevenir la aparición de asma. Además, con su investigación, los científicos piensan motivar a la población en general a llevar una vida mucho más saludable.

Te recomendamos: