mujer

Comer demasiada azúcar te hace más propenso a sufrir Alzheimer (mejor modérate)

alzheimer idosa memoria 0119 1400x800
Photographee.eu/ShutterStock

Cinco millones de personas padecen Alzheimer, tan sólo en Estados Unidos. Se prevé que esta cifra aumente a 14 millones de pacientes para 2050, según datos de la Asociación de Alzheimer.

El Alzheimer es un tipo de demencia que causa problemas con la memoria, el pensamiento y el comportamiento, pues altera la capacidad de una persona de actuar de manera independiente. Es una enfermedad neurodegenerativa que hace que las células del cerebro se consuman y mueran, de acuerdo con información de Mayo Clinic

alzheimer ressonancia magnetica 1216 1400x800
haydenbird/istock

A pesar de que es una enfermedad que aún no tiene cura, se puede comenzar a diagnosticar de manera temprana para dar un tratamiento adecuado.

El Alzheimer se origina a partir de una combinación de factores genéticos, ambientales y estilo de vida, por lo que se tienen identificadas algunas causas que pueden aumentar el riesgo de padecerla, como los siguientes hábitos que se realizan diario.

alzheimer senora
Mama belle and the kids vía Shutterstock

#1 No ejercitar tu cerebro

Además de la actividad física, es importante hacer ejercicios cerebrales para prevenir enfermedades neurodegenerativas. Mantener activo tu cerebro puede aumentar la reserva de sus células y sus conexiones, de acuerdo con la Asociación de Alzheimer.

Puedes cambiar un maratón de series por una tarde de rompecabezas o crucigramas. Los juegos que requieren pensamientos estratégicos —como el ajedrez— o aprender un idioma pueden ser de gran ayuda para estimular al cerebro.

estudio listos 2
Jupiterimages/Stockbyte/Thinkstock

#2 Consumo de azúcar

La lista de males que puede causar el consumo azúcar sigue incrementando. De acuerdo con una investigación realizada por científicos de la Universidad de Bath y el King’s College de Londres, el consumo excesivo podría desencadenar Alzheimer.

Los investigadores analizaron las muestras cerebrales de 30 personas con y sin esta enfermedad, para detectar la condición de tener moléculas de azúcar en el sistema.

La glucosa y los metabolitos (molécula producida durante el metabolismo) pueden modificar negativamente las proteínas, haciendo que se deshidraten y degeneren a través de un proceso llamado glicación.

dona cerebro lupa
canbedone/Shutterstock

Los investigadores detectaron que en las primeras etapas de glicación se daña una enzima llamada MIF (Factor Inhibidor de Migración), la cual juega un papel importante en la regulación de la insulina.

Esta enzima es capaz de proteger al cuerpo de contraer el Alzheimer; sin embargo, mientras más azúcar se consuma, más daños habrá en la barrera de protección.

donas mujer comiendo
RossHelen/Shutterstock

#3 Dieta de grasas saturadas

Una dieta nutricional bien equilibrada es esencial para el cuerpo, pero a veces se olvidan de los alimentos que son esenciales para la mente. El cerebro necesita grasas saludables, vitaminas y minerales para funcionar correctamente.

De acuerdo con una investigación realizada por especialistas de la Escuela de Medicina de Lewis Katz, las personas que tienen una dieta alta en grasas saturadas (como el aceite de canola), tienen más probabilidades de desarrollar demencia. Se recomienda nutrir al cerebro con frutas, verduras, nueces y granos, así como proteínas magras como pollo y pescado.

dieta dash2
Foxys Forest Manufacture/Shutterstock

#4 Usar el celular antes de dormir

¿Cuántas veces planeas dormir temprano, pero al momento te quedas viendo memes en tu celular? Esto, además de afectar tus horas de sueño, podría ser un factor de riesgo para desarrollar una enfermedad neurodegenerativa como el Alzheimer.

Una investigación realizada por científicos de la Universidad de Zagreb, indica que usar el celular por la noche puede alterar los ritmos cicardianos, los cuales se han relacionado con un mayor riesgo de demencia.

uso del celular en cama
Aslysun/Shutterstock

Los ritmos cicardianos son cambios físicos, conductuales y mentales que siguen un ciclo diario que responden a la luz y a la oscuridad, en el ambiente de un organismo. Un ejemplo es dormir por la noche y estar despierto durante el día, de acuerdo con el Instituto Nacional de Ciencias Médicas Generales.

El uso de las pantallas por las noches puede afectar específicamente el sueño. La luz que emiten los dispositivos interfiere con la producción de melatonina, la hormona que produce el sueño. Se debe recibir luz solar temprano en el día y evitar la luz azul de los dispositivos por las noches.

uso celular antes dormir
Damir Khabirov/Shutterstock

#5 Dormir poco

Los problemas de sueño suelen estar muy relacionados con el Alzheimer, el dormir poco tiempo puede incrementar el riesgo de padecer esta enfermedad. El 15% de los casos de Alzheimer pueden ser atribuibles a problemas de sueño, de acuerdo con un estudio realizado por especialistas de la Universidad del Sureste de California y la Universidad Harvard.

Con una muestra de 7 mil mujeres que duermen menos de seis horas al día, se detectó un aumento en el riesgo de demencia en un 36%. Debido a estos resultados, los especialistas recomiendan mantener un horario fijo de sueño y evitar comer o realizar ejercicio dos horas antes, para no afectar el descanso.

mujer descansando reposo cama shutterstock 0
Leszek Glasner vía Shutterstock

Esto te puede interesar: