Si te quieres deshacer de las várices procura no cruzar las piernas al sentarte

mujer sentada cama
L Julia vía Shutterstock

Parece un acto totalmente natural y casi inevitable, cruzar las piernas se ha vuelto una total costumbre para las mujeres, pero este hábito puede ser de las peores cosas que le hagas a tus piernas y a tu salud.

Seguramente tu mamá o abuelita en algún momento te dijeron que cruzaras las piernas porque así es como las señoritas se deben sentar, o porque se te podía ver la ropa interior si estabas usando vestido. Aunque su intención era buena, este es el peor consejo que te pudieron dar.

piernas cruzar piernas
gpointstudio vía Shutterstock

Cruzar las piernas es uno de los hábitos más dañinos para tu salud (y también uno de los más comunes). Si aún no sabes por qué, sigue leyendo para enterarte de todo lo que provocas al sentarte así.

¿Qué daños en tu salud provoca cruzar las piernas?

Si cuando cruzas tus piernas empiezas a sentir hormigueo o se te duerme la pierna, la sientes cansada o pesada, ten mucho cuidado porque pueden ser señales de alerta sobre algunos problemas de salud.

piernas cansadas piernas
Beauty Studio vía Shutterstock

Estas sensaciones son provocadas por una sola razón: mala circulación. Sí, cruzar tus piernas es como si estuvieras ahorcando tus venas, debido a la presión que ejerces con el peso sobre la pierna de apoyo.

La sangre no logra circular a la velocidad natural, porque la presión deja muy poco espacio en la vena. Si no puedes abandonar este pésimo hábito, entonces intenta cambiar de pierna al menos cada 3 minutos.

Que es la esclerodermia 1
iStockphoto/Thinkstock

Estos pequeños descansos serán como un respiro para tus venas. De lo contrario puedes causar problemas más graves que un pequeño adormecimiento del área.

La mala circulación puede desencadenar desde síntomas como pesadez en las piernas, hasta acelerar la aparición de várices. ¡No arruines tus piernas!

zlikovec/iStock/thinkstock

Las várices son un indicativo de que tu circulación está sufriendo, debido a que hay un bloqueo en el flujo de la sangre. Esto provoca que las venas se hagan muy grandes o extremadamente pequeñas.

Y por si esto no fuera suficiente, cruzar las piernas también afecta tu postura. Esto no quiere decir que te volverás jorobada en cuanto las cruces, pero sí daña a tu columna y a tu cadera.

columna postura
metamorworks vía Shutterstock

En cuanto pones una pierna sobre la otra, tu cadera se inclina hacia un lado y tu columna no puede mantenerse derecha con este desequilibrio, provocando una postura terrible para tu cuerpo.

Esta mala postura puedes resentirla semanas o meses después con un dolor en la espada baja o de un lado de tu espalda.

espalda postura
Africa Studio vía Shutterstock

Estas dos consecuencias pueden aliviarse en poco tiempo, pero si continúas con este mal hábito o no lo equilibras con periodos de descanso y ejercicio, puedes provocar problemas graves como una trombosis venosa, coágulos, presión alta, problemas en la espalda o coxis e incluso en la columna.

Mejora tu circulación

flujo sanguineo
Christoph Burgstedt vía Shutterstock

Para evitar los problemas circulatorios, lo primero que debes cambiar es tu postura. Deja de cruzar tus piernas y ayúdale a tu sangre a fluir mejor con estos tips:

  • Aplícate masajes estimulantes antes de dormir, con un cepillo especial
  • Date un baño rápido con agua fría, directamente en las piernas
  • Levanta tus piernas y apóyalas en la pared antes de dormir, para estimular el flujo sanguíneo
  • Utiliza cremas especiales que te ayuden con la pesadez y las varices
  • Toma mucha agua y evita los alimentos con demasiada grasa, para que las venas no tengan ninguna obstrucción
piernas suaves tips
Alliance/iStock/Thinkstock

Dependerá de ti tener unas piernas hermosas si evitas cruzar las piernas, además de tener una rutina diaria de ejercicios y una alimentación sana que libere tus venas de cualquier presión.

¡Espera! También puedes leer: