Las 4 razones más comunes por las que tu derriere no crece aunque vas al gimnasio

gluteos nalgas
ALL best fitness is HERE via Shutterstock

El derrieré es una las partes del cuerpo que más gustamos presumir. Por eso, docenas de personas lo entrenan a diario en los gimnasios (checa esta rutina si tú también quieres hacerlo).

Por desgracia, no siempre se obtienen los resultados deseados, a pesar de entrenar muy duro. Esto puede desmotivar a muchas personas y que incluso se rindan en su objetivo.

¿Por qué mis glúteos no crecen tan rápido como los de otras personas?

Hay varias razones por las esto ocurre. Dos son genéticas, las otras dos dependen de tu dedicación.

#1 La curvatura de la zona lumbar

Uno de los factores es la curvatura de tu espalda. Entre mayor arco tenga la zona lumbar, más sobresaldrán los músculos del trasero. Las mujeres que tienen una mayor curvatura en esta área de la espalda suelen tener una mayor estabilidad física y hasta llegan a sobresalir en los deportes.

Este factor no se puede entrenar, ya que es genético. Una curvatura menos pronunciada hará que tu crecimiento de gluteos sea más lento que el del resto, así que tendrás que entrenar el doble.

#2 El ancho de tus piernas

Tus piernas crecerán hasta donde te permita tu genética. Si tienes piernas delgadas, tendrás un crecimiento más lento que el resto. Esto se traduce en que tendrás que trabajar más que otras personas para obtener los resultados que deseas.

piernas mujer
Olena Yakobchuk vía Shutterstock

#3 No trabajar los músculos correctos

John Fawkes, entrenador deportivo y personal, explica que el derriere se divide en varios músculos: glúteos máximos, medios y bajos. Para levantar el área debes ejercitar cada uno de manera correcta.

Recuerda que no todo son sentadillas, debes variar los ejercicios para lograr tu objetivo. Entre más grupos musculares trabajes, mejores resultados obtendrás.

shutterstock 277539590
Por Undrey

#4 La alimentación

Si todo falla, es posible que se deba a que tu cuerpo no recibe la cantidad correcta de macronutrientes como hidratos de carbono, proteínas y/o grasas.

Tu cuerpo sufre rupturas de fibras musculares cada que te ejercitas y para crear nuevas fibras usa estas sustancias naturales. Esto hace que tu cuerpo gane musculatura, pero sin la alimentación adecuada tardarás más en recuperar las fibras y con ello perderás tiempo de crecimiento.

shutterstock 524058937
sheff/Shutterstock

Recuerda que la constancia y el compromiso son la mejor manera de obtener resultados. Roma no se hizo en un día y tus glúteos tampoco.

Pst, pst, esto te interesará: