Si te cambió el color de las palmas, tu hígado te está enviando una alerta

ilustracion higado fondo azul
Magic mine vía Shutterstock

El hígado es uno de los órganos más importantes del cuerpo humano, y además es el más grande (sin tomar en cuenta la piel). Sus funciones son esenciales, pues ayuda a digerir los alimentos y a eliminar las toxinas dañinas para el organismo.

Una de las enfermedades más comunes que aqueja a este órgano es el hígado graso, donde (como su nombre lo indica) la grasa se acumula. Hay dos tipos principales:

  • Enfermedad del hígado graso no alcohólico
  • Enfermedad del hígado graso por alcohol, también llamada esteatosis hepática alcohólica
ilustracion higado enfermo
Explode vía Shutterstock

¿Qué es?

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la enfermedad del hígado graso no alcohólico es un padecimiento que no está relacionado con la ingesta del alcohol.

Ésta se clasifica en dos tipos: el hígado graso simple, donde hay grasa en el órgano, pero no existe inflamación en las células del hígado o es muy poca. Esta clase no es una enfermedad severa y es muy poco probable que cause daño o complicaciones.

8 curiosidades sobre el higado humano 5
Nerthuz/iStock/thinkstock

El otro tipo es la esteatosis hepática no alcohólica, en la cual sí existe inflamación y daños en las células del hígado, además de la presencia de grasa. Esto puede generar fibrosis o cicatrización del hígado, y en casos extremos provoca cirrosis o cáncer de hígado.

En el caso de la enfermedad del hígado graso por alcohol, es ocasionada por una ingesta excesiva de bebidas alcohólicas. En este caso se pueden crear sustancias dañinas que afectan las células del hígado, lo que provoca inflamación en el mismo y debilita las defensa naturales del cuerpo.

¿Cuáles son los síntomas?

Esta enfermedad es sumamente silenciosa, por lo que puede tener muy pocos o ningún síntoma. Los más comunes son cansancio, hinchazón y dolor en el abdomen, palmas de las manos rojas y un color amarillento en la piel y los ojos.

exceso de hierro 2
Por OBprod

Para detectarlo, es necesario que el médico familiar haga pruebas de laboratorio en el hígado, ya que es la única forma de detectarlo. También será necesario ahondar en la historia clínica, un examen físico, exámenes de sangre y orina, y en algunos casos una biopsia.

porque es importante donar sangre 3
Hemera/Thinkstock

¿Quiénes son más susceptibles a este padecimiento?

Algunas personas son más propensas a padecer esta enfermedad, por ejemplo quienes tienen prediabetes y diabetes tipo 2. También las personas con obesidad, quienes tienen colesterol y triglicéridos altos, presión arterial alta, quienes padecen hepatitis C o que suelen perder peso con rapidez.

shutterstock 260916275
hywards/Shutterstock

¿Cómo se atiende?

Los médicos encargados de detectar y atender esta enfermedad son los hepatólogos. Estos especialistas podrán dar una visión más cercana a la salud del hígado. No existen medicamentos específicos para atacar el hígado graso, por lo que pueden recetarse otros procedimientos como perder peso, suspender algunas medicinas para otras afecciones y restringir por completo el consumo de alcohol.

que es el higado graso y como prevenirlo
pat138241 via iStock

Para prevenir esta enfermedad, los médicos recomiendan llevar una dieta saludable, limitando la sal y el azúcar, vacunarse contra la hepatitis A y B, y realizar ejercicio con frecuencia.

Te recomendamos: