mujer

¿Flujo vaginal blanco? Tu cuerpo quiere decirte algo

vagina calcinha mulher 0119 1400x800
Storyblocks

Parte natural del proceso orgánico del cuerpo femenino es la secreción es un fluido fisiológico que actúa en la protección contra infecciones del tracto genital y urinario. Además, que contribuye a la lubricación íntima al momento del sexo.

La secreción saludable tiene diferentes características que dependen del período del ciclo menstrual. Puede ser inodora e incolora, con una consistencia que se asemeja a la clara de huevo durante el período fértil, mientras que en el período pre y pos menstrual puede ser más blanquecina.

Sin embargo, en algunos casos el fluido puede indicar algún problema de salud y debe ser analizado por un médico cuando presenta un color diferente, un olor más fuerte o cuando provoca dolores o incomodidad.

Secreción blanquecina: qué puede ser

calcinha colorida varal 0518 1400x800 1
Dziurek/Shutterstock

La secreción blanquecina puede ser resultado de diversas condiciones fisiológicas de la mujer, siendo que muchas de ellas pueden ser condiciones naturales y saludables. No obstante, en algunos casos también pueden indicar la presencia de infecciones o alergias.

Según la ginecóloga Mariana Maldonado, la secreción blanquecina, cuando parece leche cuajada, tiene un olor desagradable o provoca dolor al orinar y molestias durante las relaciones sexuales, puede indicar algún tipo de infección, como candidiasis, vaginosis bacteriana o tricomoniasis.

El color blanco de la secreción también puede estar relacionado con alergias en esa zona. Si la secreción está acompañada de comezón, por ejemplo, puede ser el resultado del rechazo del organismo a algunos productos como jabones, cremas o incluso a los suavizantes de ropa usados para lavar las prendas íntimas.

Cómo saber cuando la secreción indica un problema de salud

calcinha nude 1400x800 0
Ollyy/ShutterStock

La diferencia entre la secreción fisiológica normal y la anormal es que esta última presenta un olor fuerte, color y, a veces, está acompañada de dolor. Consultar a un ginecólogo es fundamental en el caso de que la mujer perciba alteraciones en las secreciones vaginales.

Es importante destacar que la secreción en sí no es una enfermedad, sino un síntoma de desequilibrio del organismo, que puede ser causado por la proliferación anormal de bacterias o incluso por enfermedades de transmisión sexual o hasta cáncer.

También deberías leer:

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Clara Aguiar.