Hábitos que SÍ pueden hacer perder elasticidad a tu vagina (ninguna es el sexo)

vagina elasticidad portada 2019
diy13 vía Shutterstock

Los tabúes respecto a la salud femenina permanecen gracias a diversas creencias populares y desinformación. Miles de mujeres en el mundo aún se preguntan si las relaciones sexuales afectan de alguna forma la composición natural de su vagina.

Por años, ginecólogos como la Dra. Alyssa Dweck han reiterado que el coito NO ablanda las paredes vaginales, no importa la frecuencia con la que se lleve a cabo.

clitoris vagina 0
July Prokopiv vía Shutterstock

No obstante, sí hay hábitos y procesos naturales que contribuyen a abrir las paredes vaginales permanentemente. Deja de creer en los mitos de la penetración y conoce los verdaderos factores que están "aflojando" tu vagina:

La edad

mi abuela me paso estos secretos y no los cambio por nada del mundo
Squaredpixels via iStock

El envejecimiento provoca que la vagina pierda lubricación natural y elasticidad. Este cambio se vuelve permanente y perceptible poco después de la menopausia. Aunque a partir de esta etapa la flacidez en la zona es permanente, los expertos como Dweck recomiendan darle una lubricación extra para retrasar la distensión lo más posible:

«Es como si se tratase de hidratar el rostro con cremas para evitar arrugas. Existen lubricantes y geles especiales para mantener las paredes vaginales estrechas... pero la verdad pocas mujeres optan por ello, poco se puede hacer contra el tiempo. Honestamente la lubricación a estas alturas se recomienda más por salud (para evitar irritaciones) que por fines estéticos».

Los partos

Ejercicios Kegel para el postparto 2
Wavebreak Media/Thinkstock

Durante el parto natural, la cabeza del bebé se presiona bruscamente contra las paredes vaginales. Aunque "todo vuelve a la normalidad" cuando el pequeño llega al mundo, una mínima parte (casi imperceptible) de estas paredes permanece más flácida a partir de entonces gracias al obligado estiramiento. Cabe destacar que cada parto contribuye al mismo.

Esto tiene remedio durante la juventud y mediana edad: el "tono" de la superficie puede recuperarse con ejercicios pélvicos de contracción en el área vaginal y rectal. En el yoga (por ejemplo) se encontrarán varias rutinas y ejercicios específicos para esta labor.

Cargar objetos pesados y apoyarlos en la zona con regularidad

carga pesada vagina
Marijus Auruskevicius vía Shutterstock

Cargar demasiado peso de manera frecuente en el trabajo o como actividad recreativa, incrementa fácilmente la presión intra-abdominal, lo cual empuja los músculos de la vagina hacia afuera y favorece su distensión.

En realidad es una tarea que no sólo compromete la elasticidad natural de la vagina, los huesos de la pelvis y la cadera pueden verse muy afectados por el peso extra de objetos externos. Si tienes que lidiar con grandes cargas físicas de cualquier manera, procura apoyarlas correctamente y no dejarle toda esa tarea a tu zona abdominal.

Falta de tonificación

ejercicio kegel pelvico mujer
Mangostar vía Shutterstock

A final de cuentas la vagina se compone de músculos y como tal, la falta de tonificación hace que se debiliten y pierdan su adherencia.

Los ginecólogos recomiendan realizar ejercicios kegel, conocidos por su específica tarea de fortalecer la zona pélvica. Basta con acostarse con las caderas hacia arriba y una vez en esa posición, iniciar una serie de movimientos para apretar y soltar los músculos de la pelvis.

¿Deseas saber de otro ejercicio que facilita esta tarea? Dweck apunta a las relaciones sexuales como una alternativa a los kegel, sólo que con un acompañante. La irrigación sanguínea que ocurre en el cuerpo durante el coito favorece la elasticidad y el tono de todos los músculos, pero especialmente los de la zona íntima.

Duchas vaginales con productos muy perfumados

Como preparar un perfume de vainilla 1
Liv Friis-Larsen/istock/thinkstock

Cada día hay más mercancías sofisticadas que ofrecen duchas vaginales "altamente perfumadas y satisfactorias". Para la doctora Dweck son mala idea:

«Toda sustancia que prioriza "eliminar el mal olor" de una vagina, produce alergias y lesiones severas a largo plazo. Esto contribuye a que la lubricación se vuelva escasa, las paredes vaginales se tornen flácidas debido a la irritación y comiencen a aparecer las infecciones».

Para una higiene adecuada basta con geles o jabones neutros acompañados de abundante agua. Cuando se detecte un olor extraño o secreciones de un color distinto a los usuales, es momento de ir al doctor y dejar de lado los experimentos caseros.

Cambios bruscos en tu peso

dietas bascula 2018
Billion Photos vía Shutterstock

Las piernas suelen ser retratadas como el principal soporte del cuerpo, pero gran parte del peso total está apoyado en el suelo pélvico. Cada aumento drástico repercute también allí.

Mantener un peso equilibrado aligera la carga para la zona, con ello se evitará que las paredes vaginales resientan el volumen extra. No es que sea un factor determinante en principio, pero el peso SÍ representa un factor extra para contribuir al ensanchamiento progresivo de la vagina.

fruta vagina 2 1218 1400x800
Goncharov_Artem/Shutterstock

¿Conocías ya sobre estos factores? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Ve también: