Menstruar cuesta caro: 5 razones por las cuales la copa menstrual es la mejor opción

mano copa menstrual
David Pereiras/Shutterstock

Durante casi 40 años, las mujeres tenemos un gasto fijo extra más que los hombres, ya que estamos obligadas a comprar todos los meses productos para la menstruación, como toallitas descartables, tampones y analgésicos para el dolor.

Las mujeres utilizamos durante toda la vida fértil un promedio de 11 mil productos descartables, lo que genera un costo de miles de dólares para nuestro bolsillo. Por este motivo, es importante conocer una alternativa mucho más económica: la copa menstrual.

shutterstock 258671000
matka_Wariatka/ Shutterstock

La copa menstrual: todo lo que debes saber

Si bien la copa menstrual comenzó a popularizarse en los últimos 5 años, la primera patente se remonta a principios del siglo XX. Es más, el Museo de la Menstruación y Salud de la Mujer en Maryland, Estados Unidos, asegura que ya existían desde 1867.

La copa menstrual fue cambiando a lo largo de los años, pero su función es la misma: es un dispositivo reutilizable para la higiene íntima que recoge el flujo menstrual durante la menstruación. Existen varios modelos, pero la más común tiene forma de campana y está hecha de silicona. También puedes encontrar de látex o acero quirúrgico.

Beneficios de la copa menstrual

1. Es reutilizable

Sí, menstruar cuesta caro. Y si bien el costo de la copa menstrual es mucho más alto de lo que cuestan los productos descartables de higiene femenina, debes tener en cuenta que es una inversión que se recupera muy rápidamente, ya que todas son reutilizables y pueden durar alrededor de 10 años. Esto significa que ahorrarás muchísimo dinero mes a mes.

lavar copa menstrual
valeriiaarnaud/Shutterstock

2. Mayor conocimiento de nuestra menstruación

El ahorro económico no es el único beneficio: a diferencia de lo que ocurre con las toallitas y tampones, la copa menstrual opera como método de recolección y no de absorción, brindando la posibilidad de tener mayor conocimiento del cuerpo, ya que permite medir el volumen de flujo recolectado y observar variaciones que pueden ser determinantes para la salud.

4. Preserva nuestra ropa interior

Además, es capaz de recolectar hasta cinco veces más que cualquier método tradicional, lo que disminuye pérdidas y ayuda a conservar nuestra ropa interior.

menstruacion periodo sangre
Nutcd32/Shutterstock

5. No contiene componentes tóxicos

Si bien en el mercado existe una enorme variedad de tampones y toallitas femeninas, muchas marcas no etiquetan sus productos como deberían y evitan mencionar que contienen sustancias como dioxina (derivado del cloro), asbestos (componente cancerígeno) y pesticidas, que pueden ser altamente tóxicas para el organismo.

Además, los tampones contienen fibras sintéticas que junto al algodón y la humedad crean un entorno favorable para el crecimiento de bacterias responsables del síndrome de shock tóxico (SST) que produce serias infecciones que pueden provocar la muerte.

Recordemos que, en el 2015, recorrió el mundo entero el caso de la modelo estadounidense Lauren Wasser que perdió su pierna a los 24 años a causa de haber sufrido el síndrome de shock tóxico tras el uso de tampones y en 2018 tuvieron que amputarle su otra pierna.

La copa menstrual, por su parte, es una alternativa ecológica y saludable, ya que no contiene sustancias tóxicas para nuestro organismo.

Más sobre salud femenina: