mujer

Levantarse de la cama puede parecer imposible para las personas con depresión: 4 consejos para facilitar la tarea

insomnio telefono
DimaBerlin vía Shutterstock

La depresión es la mejor amiga de los problemas para dormir. Ya sea un insomnio que te impide cerrar los ojos hasta entrada la madrugada o dormir más allá de ella, estar en la cama puede convertirse en una tortura y un escape simultáneos. De hecho, lo más común es tener insomnio e hipersomnia (somnolencia excesiva) al mismo tiempo.

Si no tienes depresión, quedarte en la cama puede ser una cuestión de cansancio o pereza. Decirte a ti misma que dormirás «cinco minutos más» puede ser un ciclo que parece interminable, pero en realidad terminas levantándote cuando lo necesitas, aunque vayas a llegar tarde a todos lados luego. El problema, para ti, es cuándo empezar el día. Para las personas con depresión, el problema es tener que empezar el día.

Me siento desanimada y sin ganas de hacer nada… ¿por qué?

sentada cama
Yupa Watchanakit vía Shutterstock

El «simple» acto de levantarse de la cama puede convertirse en una tarea que parece imposible para las personas con depresión. Cuando la tienes, te preguntas a menudo cómo es que el resto de las personas salen tan fácilmente de la cama.

A veces, estás demasiado deprimida como para levantarte. El acto de salir de la cama implica tantas tareas que parecen una montaña imposible de conquistar: ducharte, arreglarte, vestirte, salir, tomar el transporte público o encender tu vehículo, enfrentar tu trabajo, socializar con otras personas… Piensas en todo esto una y otra vez mientras no sacas siquiera la cabeza de bajo las sábanas.

Estar en la cama es el escape de las responsabilidades de la vida, no porque las personas con depresión sean perezosas (o cualquier otro adjetivo que ellas se digan a sí mismas), sino porque quedarse en la cama se ha convertido en un mecanismo de adaptación a las circunstancias de la enfermedad.

Los mecanismos de adaptación de las enfermedades mentales pueden ser positivos (hechos de manera consciente, con la intención de estar bien, como los que se proponen más adelante) o negativos. En general, las personas con depresión han desarrollado mecanismos que les permiten evitar aquello que les da miedo, una estrategia natural humana. Si sufres depresión, es posible que también pongas en práctica otros mecanismos de escape, como el abuso de sustancias.

alcoholismo vaso whisky
Malochka Mikalai vía Shutterstock

La depresión tiene una causa. Quizá es un desbalance hormonal en tu cerebro, si tienes una depresión permanente o una cíclica. Muchas veces, varias depresiones sin tratar pueden «entrenar» a tu cerebro a caer en estados depresivos más seguido.

Por otro lado, si tu vida ha tenido momentos dolorosos, tampoco creas que estar deprimida es una reacción inadecuada. La depresión es como una amiga, alguien que te obliga a mirar tus problemas hasta solucionarlos. Algún cambio necesita suceder en tu vida: terminar el luto de un ser querido, superar un amor acabado, quitar una persona tóxica de tus relaciones, expresar tus sentimientos hacia quienes te importan, cuidarte de una enfermedad que te está atacando o reunir el valor de admitir algo. Y tienes que hacerte cargo de esas cosas, porque nadie más puede. Pero ve poco a poco: antes debes levantarte de la cama.

mujer llorando
Photo by Luis Galvez on Unsplash

Cómo lograr levantarte de la cama cuando tienes depresión

Escapar se convierte en una necesidad cuando crees que eres víctima de tu propia vida y de tus responsabilidades. Pero no lo eres, ni tampoco debes hacer tanto ni tener tanta energía como crees. Comenzar a tratarte bien es el primer paso para levantarte de la cama. Y sí, eso puede ser difícil con depresión.

Acepta que tienes depresión

cama
Photo by Jilbert Ebrahimi on Unsplash

La depresión es un estado que, por ahora, va a estar allí y no se va a ir. Confundir estar deprimida con ser vaga o inútil solo la hace peor. Date cuenta de que, por muy vaga que sea una persona, no pasa horas debatiendo si levantarse. La extrema dificultad para levantarte es pura y únicamente tu depresión.

Comienza a reconocer que tu depresión es la causa de este estado y que castigarte por no poder salir de la cama con depresión es lo mismo que si te castigaras por no poder hacer deporte cuando tienes un pie quebrado. La depresión no es una debilidad: decirte a ti misma estas cosas solo la empeora.

Robert Wicks, psicólogo y autor del libro Riding the Dragon, aconseja para Everyday Health que las personas con depresión respondan a sus voces internas con: «Sí, estoy deprimida, pero voy a estar deprimida afuera». A la depresión no le gusta nada la actividad.

Parte la tarea en pedacitos

levantarse cama
fizkes vía Shutterstock

Es el consejo más utilizado por las personas que sufren de este problema. Si te cuesta levantarte porque piensas en todo lo demás que tienes que hacer, haz una lista mental (o escribe una) de algunas de las partes de tus tareas. Por ejemplo, por ahora solo tienes que llegar a la ducha. Esa puede ser la primera tarea. Si ducharte también provoca sentimientos de ansiedad, parte la tarea de levantarte en varios pedacitos.

Varios usuarios de The Mighty, una página web dedicada al tema de la salud mental, compartieron sus experiencias con este consejo. Una de ellos dijo que incluso quiebra en pedacitos la tarea misma de levantarse:

Me levanto en micromovimientos, animándome a través de cada paso: me siento, me siento en el borde de la cama, me levanto, camino… Lo sigo haciendo tanto tiempo como necesite.

Conéctate con tu mascota

cambio de decada
De Repente/Shutterstock

Las mascotas tienen un fuerte efecto antidepresivo. De acuerdo con la Anxiety and Depression Association of America, estar con tus mascotas libera oxitocina, que activa el buen humor. Muchos testimonios de The Mighty reportan que estar con sus mascotas levanta el ánimo muy rápido en las mañanas. Una usuaria compartió su experiencia con su perro:

Normalmente dejo mi puerta cerrada cuando duermo, entonces muchas mañanas me despierto con el llanto de mi perro, que quiere entrar a verme. Es muy motivante, ya que tengo que levantarme para abrirle la puerta, no solo para que deje de llorar, sino para sentir esa emoción de que alguien está tan emocionado de verme en la mañana.

como hacerle un hermoso depa a tu perro 1
Anastasiya Tsiasemnikava via Shutterstock

Otra comparte que el sentido de responsabilidad ante la vida de otro ser es lo que la anima a seguir:

Me digo a mí misma que mi cachorrito necesita que me levante para cuidarlo, porque sin mí no tiene a nadie que lo saque afuera o lo alimente. Incluso si no puedo cuidar de mí misma, no puedo abandonar la responsabilidad de cuidar de él.

dormir perro
Rasulov vía Shutterstock

Mientras que no es una buena idea recomendar la adopción de un animal a personas que no están seguras de poder cuidarlo, hay otras opciones. Quizá alguien más en tu casa pueda hacerse cargo en caso de que tú no puedas. O probablemente puedas abrirte con una amistad cercana sobre tu sufrimiento y pedirle que lleve a su perro a tu casa para cuando te despiertes.

Sé gentil contigo misma

Está bien tener algunos días para cuidar tu salud mental. A pesar de que no toda la gente lo ve así, una enfermedad mental puede tener impedimentos similares a una física. Si tuvieras algún problema de columna y te doliera demasiado la espalda como para levantarte, ¿te tratarías mal por eso?

Si no puedes levantarte de la cama, no te preocupes. El día no está arruinado. Cada minuto, cada segundo, es una nueva oportunidad para hacer lo que quieres o debes hacer. Y si no lo puedes hacer hoy, tienes el día de mañana. Solo sigue intentando.

levantarse
Nenad Aksic vía Shutterstock

También lee: