Harvard confirma los hábitos que te harán perder peso y jamás recuperarlo

perder peso
mazur serhiy vía Shutterstock

Este no es un artículo de una dieta o una rutina de ejercicios milagrosa: para perder peso y mantenerlo a largo plazo es necesario que cambies tu forma de vivir completamente, es decir, tus hábitos. No solo a la hora de comer o de ejercitarte es importante realizar un cambio, sino en varios otros aspectos de tu vida (cuánto tiempo pasas mirando televisión, durmiendo, o tomando tu desayuno).

leche frutas desayuno
Photo by Carissa Gan on Unsplash

Hábitos para bajar de peso

El primer consejo de la escuela de medicina de Harvard, antes de explicar los hábitos que es importante aplicar, es que no intentes realizar todos estos cambios en tu estilo de vida al mismo tiempo. «Elige el que parezca más viable para ti, e intenta mantenerlo por una semana. Una vez que lo estés haciendo consistentemente, agrega otro», recomienda la prestigiosa universidad. Muchos de estos hábitos, agrega, pueden estar interconectados; practicar diariamente estos 7 hábitos parece más difícil de lo que en realidad es.

1. Establece metas realistas

La meta de bajar 20 kilos en cuestión de semanas puede frustrarte apenas tardes en ver resultados. Es más probable que los resultados a corto plazo te animen a seguir avanzando. Así que lo más recomendable es fijarte metas realistas que puedas alcanzar pronto, por ejemplo, perder el 5 o el 10 % de tu peso. Recuerda que «a la mayoría de la gente le toma por lo menos seis meses alcanzar ese grado de pérdida de peso». Luego de que alcances este primer objetivo podrás irte proponiendo otros.

perder peso antes depois emagrecimento 0318 1400x800
ndrey_Popov / Shutterstock

2. Lleva un registro

Comienza a registrar, en papel o en una aplicación de tu celular, qué comes, cuántas calorías consumes, cuánto tiempo haces ejercicio y qué nivel de intensidad alcanzas, entre otros hábitos que te parezca necesario cambiar. La idea de esto es identificar patrones y atacar las áreas en las que identifiques que no te va tan bien.

A veces no nos damos cuenta de nuestros hábitos, y llevar un registro nos hace estar más conscientes de lo que hacemos: por ejemplo, quizá tomes una lata de refresco todos los días, y ni siquiera te des cuenta. Reemplazarla por agua te ahorrará algunas valiosas calorías, y el registro te servirá para estar consciente la próxima vez que te vayas a comprar una.

diario agenda 0
EM Karuna vía Shutterstock

3. Encuentra un grupo de apoyo

Se ha demostrado que hacer ejercicio en grupo es más efectivo para encontrar motivación que hacerlo solo. Lo mismo pasa haciendo dieta. Convence a tu pareja de llevar junto a ti un estilo de vida más saludable, o de hacer ejercicio juntos. Puedes invitar a un amigo o familiar a ir al gimnasio algunas veces por semana. Hay muchos grupos de ayuda para perder peso, tanto en reuniones presenciales como en línea.

salir a correr
Photo by Chanan Greenblatt on Unsplash

4. Haz el ejercicio que te guste

Encontrar algo que disfrutes hacer te dará más ganas de volver a hacerlo, aunque debas levantarte temprano o estés demasiado cansado por la noche. Si no hay ningún tipo de ejercicio que te guste, prueba actividades nuevas: nada, baila, hasta juega al frisbee, según recomienda la universidad. Tan pronto como te aburras de algo, incorpora algo nuevo.

mujer nadando piscina
Photo by Jeremy Bishop on Unsplash

5. Duerme lo suficiente

La mayoría de la gente necesita dormir 8 horas cada noche, pero hay mucha variabilidad: algunas necesitan más y otras menos. Si te despiertas descansado y preparado para salir de tu casa, has descansado lo suficiente; si estás mareado o cansado, te falta sueño.

6. Desayuna con calma

Levántate 15 minutos antes (pero sin sacrificar tu tiempo para dormir), para poder disfrutar de un buen desayuno. Practica comer más lento y masticar más: haz descansar el tenedor entre cada bocado, o toma sorbos de agua, café o té.

desayunando
Josep Suria vía Shutterstock

7. Reduce el tiempo que pasas frente a una pantalla

Te puede parecer que no tienes tiempo para comprar y preparar comida saludable, o para salir a hacer ejercicio, pero, como la mayoría de la gente, probablemente estás pasando alrededor de tres horas cada noche mirando televisión o chequeando las redes en tu celular. Para cambiar un hábito, lo primero que debes hacer es monitorearlo. La recomendación de Harvard es que una vez que tengas el tiempo promedio medido, lo reduzcas a un cuarto o un tercio, y uses el resto para dedicarte a hacer lo posible por bajar de peso.

insomnio telefono
DimaBerlin vía Shutterstock

Puedes leer: