mujer

Las flatulencias de tu pareja pueden ser beneficiosas para tu salud, según estudio

shutterstock 266546495
kudla/Shutterstock

Al principio de una relación todo parece color de rosa, pero una vez que ambos se conocen y comienzan a sentirse cómodos ocurren algunas cosas naturales, pero un poco desagradables. Los viejos tabúes ya no importan, si ella no se depila las piernas por un tiempo no pasa nada y los hombres ya no sienten tanta vergüenza de lanzar algunas flatulencias y algunos, incluso, disfrutan apestando a sus parejas.

Puede que tu pareja esté ayudando tu salud sin darse cuenta: los gases tienen un componente químico que puede ayudarte a vivir más y la ciencia lo confirmó.

La ciencia de los gases

shutterstock 1032784414
Estrada Anton/Shutterstock

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Exeter reveló que un componente que se encuentra en las flatulencias y en los huevos podridos puede ser útil a la hora de mitigar el daño celular que es responsable de algunas enfermedades, como el cáncer.

El sulfuro de hidrógeno es el químico responsable de que los huevos y los gases tengan ese olor, pero, según los investigadores, también tiene el potencial de fortalecer la salud.

En grandes cantidades, el químico puede ser fatal, pero cuando una enfermedad estresa a las células del cuerpo, estas hacen que las encimas produzcan cantidades pequeñísimas de sulfuro de hidrógeno para proteger a las mitocondrias, que, a su vez, funcionan como generadores de energía de las células y por eso protegerlas es esencial para prevenir enfermedades.

Por eso, los científicos crearon el AP39, un compuesto que funciona como el proceso natural y que puede ayudar a llevar el sulfuro de hidrógeno a las mitocondrias de forma artificial y, de esa forma, proteger las mitocondrias. «Si bien el sulfuro de hidrógeno es reconocido como el gas oloroso en los huevos podridos y las flatulencias, se produce naturalmente en el cuerpo y puede ser un héroe en la salud con implicaciones significativas para futuras terapias para una variedad de enfermedades», explicó el profesor de Exeter, Mark Wood en el comunicado.

Eso no significa que debas ir a oler las flatulencias de los demás para proteger tu salud, por ahora el experimento está en sus primeras fases y no ha sido probado en humanos, pero sus resultados son prometedores. Por eso, la próxima vez que tu pareja tenga un «accidente» no te preocupes, puede que esté protegiendo tu salud sin saberlo.

Sigue leyendo: