mujer

¿Te sientes estancado? El consejo que te impulsará a darle play a tu vida

depresion mujer4
da-kuk/iStock

Tanto en tu vida personal como en un proyecto, siempre habrá situaciones en las que te quedas congelado, y no sabes qué camino seguir: si ir a la derecha, si ir a la izquierda, si no hacer nada. No hay ningún objetivo que te emocione conseguir. Quieres cambiar tu vida y no sabes cómo. Confías en que un milagro te sacará de ese estado del que sientes que no puedes escapar.

A todos nos suene familiar haber vivido algo así. Pero si estás leyendo esto, significa que lo sientes ahora mismo, y, aunque no te parezca, estás dando el primer paso para cambiarlo. Y el segundo...

Muévete, haz algo

Esto es lo único que puedes hacer para salir de esta situación: romperla. Sí, está bien: es más fácil decirlo que hacerlo. La pregunta es cómo empezar a moverte. Debajo, cinco métodos sencillos que puedes comenzar a aplicar ahora mismo.

1. Distráete

Cada vez que te sientas en un estado de angustia, distrae tu mente con algo: baila, sal de paseo, lava los platos. Haz una actividad que no sea tan estresante como atacar el problema que te estanca. Deja tu rollo mental para hacer algo totalmente aleatorio, como ponerte a tejer, hacer manualidades o volar una cometa. Haz algo con tus manos o con tu cuerpo, para dejar salir el estrés. El cerebro funciona de manera muy particular: cuanto más te concentres en llegar a la solución de un problema, menos se le ocurren ideas. Pero cuando dejes de ponerle presión, te regalará las ideas más inesperadas y creativas.

chica bailando
Aila Images vía Shutterstock

2. Haz algo diferente

Agrega a tu vida estímulos que te hagan salir de lo conocido: prueba comida exótica, mira películas, ve a un museo o una biblioteca. Relaciónate con personas muy diferentes a ti, que te hagan ver la vida desde otro punto de vista (seguro que tienes alguna amistad así). Ponte el objetivo de añadir un ingrediente de variedad a todos tus días.

casal cinema refrigerante 1016 1697x1131
Wavebreakmedia/istock

3. Cambia tu escenario

La mente crea poderosas asociaciones entre las actividades y el entorno en que se realizan: si en un lugar sientes angustia, miedo o parálisis, tu mente se conectará con estos sentimientos (porque para ella, estar angustiada es una actividad), y te impedirá salir de ese estado.

Si enfrentas un bloqueo profesional, puedes pedir cambiar de lugar dentro de la oficina. Ponerte cerca de una ventana puede ser útil. Un cambio tan pequeño como renovar la decoración de tu escritorio también puede ayudarte. El bloqueo creativo puede ser atacado trabajando desde otro lugar, que no sea tu casa, por ejemplo, una cafetería, un parque...

cafe trabajando laptop
GaudiLab vía Shutterstock

4. Convierte tus pensamientos limitantes en preguntas

Amparo Millán nos ofrece esta solución inmediata al estancamiento: si piensas que no puedes, no te quedes con ese pensamiento. Pregúntate por qué no puedes y qué deberías hacer para poder. Si el problema es que no tienes suficiente tiempo o dinero, la pregunta debería ser qué puedes hacer para conseguirlos. Considera abandonar alguna actividad que te consuma tiempo, o dejar de gastar dinero en un producto que no necesites. En lugar de hacernos quedar con el problema, las preguntas ponen en movimiento un proceso mental que ayuda a buscar soluciones. Si la pregunta te lleva a una respuesta negativa, busca convertirla en una pregunta.

5. Enfréntate al problema, pero por 20 minutos

Prométete que te vas a sentar y solo vas a realizar la actividad que tengas que hacer, pero pon una alarma en veinte minutos. Si después de ese tiempo no has conseguido avanzar, no te preocupes. Lo importante es que no sigas intentando trabajar después de pasado ese tiempo, porque volverás a la situación estresante del principio. Ponte el objetivo de volver a intentarlo siempre al otro día, hasta que completes tu proyecto o logres tomar una decisión. Es mucho mejor hacer poco que directamente no hacer nada.

Más de psicología: