mujer

Amanda Seyfried se abre respecto a su TOC y revela cómo salió adelante

Amanda Seyfried
Getty Images

Todos conocemos a Amanda Seyfried, la protagonista de Mamma mia!, Los miserables y Ted 2. Hace poco, la actriz se abrió respecto a su salud mental yse refirió asu lucha con el trastorno obsesivo compulsivo (TOC) y a qué hizo para mejorar su calidad de vida.

¿Qué es el trastorno obsesivo compulsivo?

El TOC es un trastorno de ansiedad en el que las personas tienen pensamientos, ideas o sensaciones recurrentes que pueden transformarse en obsesiones. Los comportamientos repetitivos como lavarse las manos varias veces durante el día, revisar el mismo sitio o limpiar pueden interferir significativamente en las actividades diarias.

El TOC de Amanda estaba relacionado al miedo a dejar la cocina encendida. «Podrías quemar algo muy fácilmente si dejas la cocina o el horno encendidos», asegura.

¿Cómo lo solucionó Amanda?

Amanda Seyfried
Getty Images

Ella afirma que desde que tiene 19 años consume Lexapro, un medicamento usado para tratar la depresión y la ansiedad. Se trata de una medicina conocida por pertenecer al grupo de inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o ISRS. Gracias al Lexapro se puede aumentar la energía, disminuir el nerviosismo e incrementar el bienestar. Amanda afirma que «estoy en la dosis más baja. No veo por qué salir de eso. Si es placebo o no, no quiero arriesgarme».

Además, refiere al porqué subestimamos las enfermedades mentales: las personas las proyectan dentro de una categoría diferente a la de las enfermedades tradicionales, porque no se pueden tocar. «Si puedes tratarlo, lo tratas. Tenía ansiedad que provenía del TOC y pensé que tenía un tumor en el cerebro. Me hice una resonancia magnética y el neurólogo me envió a un psiquiatra», asegura.

Por fortuna, a medida que pasa el tiempo los pensamientos y temores compulsivos de Amanda han disminuido mucho y hoy, gracias a la medicación y a que se mudó a un lugar muy tranquilo donde tiene todo lo que necesita para ser feliz, tiene la vida que siempre soñó.

El TOC no es exclusivo de una clase social. No distingue sexo, raza ni religión. Cualquiera puede padecerlo y queda en cada uno de nosotros saber qué hacer para detenerlo. En el caso de Amanda Seyfried, ella pudo dominarlo y hoy, a los 30 años, puede asegurar que se siente tranquila y segura de sí misma.

Más sobre salud mental