mujer

¿Tomar un vasito de vino antes de dormir nos hace adelgazar? Estudios nos responden

vino1
Alexander Raths/shutterstock

Varios estudios sugieren quebeber vino nos ayuda a perder peso. Por un lado, la estadística lo confirma: quienes lo han hecho han reducido su peso. Por otro lado, la evidencia también lo respalda: el vino contiene un polifenol llamado resveratrol que es sumamente beneficioso. 

De acuerdo a los resultados de los estudios, el resveratrol nos quita el apetito y nos hace convertir la grasa blanca en grasa beige, incluso mientras dormimos.

Beber alcohol = menos peso

La conclusión de que beber vino contribuye a la pérdida de peso se desprende de un estudio de la Universidad de Harvard realizado en 2010. En el estudio, 20 000 voluntarias bebieron alcohol mientras se monitoreaba su peso, durante casi 13 años. 

«En comparación con las no bebedoras, las mujeres con peso normal que consumían una cantidad leve o moderada de alcohol aumentaban menos de peso y tenían un menor riesgo de tener sobrepeso u obesidad», señalan los científicos en el estudio. «Hubo una asociación inversa entre la cantidad de alcohol consumido y el aumento de peso». 

Resveratrol = ¿Grasa beige? 

En otro estudio, hecho en 2015 por la Universidad Estatal de Washington, se realizaron pruebas con ratones. Para ello, los roedores consumieron resveratrol. Según los científicos, los ratones transformaron su grasa blanca en grasa beige.

La grasa beige es más fácil de quemar pues el organismo la usa para mantener el calor corporal. En cambio, la grasa blanca se almacena y genera sobrepeso. Si bien no se han hecho pruebas en humanos, los resultados obtenidos en ratones son un gran comienzo.

vino con chocolate 1
SilviaJansen /iStock

Adelgazar con resveratrol

Por otro lado, un estudio noruego hecho en abejas en 2012, encontró que «los individuos alimentados con dosis altas de resveratrol consumieron menos cantidad de alimentos que en condiciones normales». Además, la vida máxima y la esperanza de vida de las abejas que consumieron dicho polifenol aumentó entre un 33 y un 38 %. 

Por si no fuera suficiente, las abejas que consumieron más resveratrol «fueron menos sensibles al azúcar». Con base en este estudio, la idea de que el resveratrol nos quita el hambre comenzó a hacerse popular. No obstante, los estudios fueron realizados en abejas y no en humanos. 

Los consejos de un especialista

«La investigación en ratones es convincente», dice Kenneth Mukamal, un doctor de un centro médico asociado a Harvard, en una entrevista con la universidad. «Pero no hay evidencia de beneficios en las personas que toman suplementos de resveratrol», advierte. «Deberías beber de cien a mil vasos de vino al día para obtener una cantidad equivalente a las dosis del estudio en ratones».

dieta mediterranea 2
Anna_Pustynnikova/Shutterstock

Generalmente, el vino ha sido estudiado como parte de una dieta mediterránea. De acuerdo a Mukamal, no podemos saber si la buena salud asociada a esa dieta se debe al vino o al consumo de otros alimentos como las frutas, el queso o el yogur, ricos en grasa. 

En resumen, el vino, al contener resveratrol, podría quitarnos el apetito, promover la quema de grasas e incluso protegernos contra el cáncer o las enfermedades cardíacas. No obstante, sus beneficios no han sido comprobados aún y no existen pruebas suficientes que confirmen que un vaso de vino contiene la cantidad necesaria para obtener dichos beneficios. 

Cómo consumir más resveratrol 

Frente a la incertidumbre, Mukamal nos aconseja: si te gusta el vino tinto, beber un vaso a diario no está mal, pero no te excedas. Por otro lado, como la capacidad de metabolizar el alcohol disminuye con la edad, es recomendable recudir la cantidad a medida que pasan los años, sobre todo después de los 65. 

Si disfrutas de beber vino, ¡adelante! Podría ser beneficioso si no te excedes. Si no deseas beber alcohol o simplemente deseas complementar la cantidad de resveratrol, tienes también otras alternativas: las uvas, el chocolate amargo, el pistacho, las nueces, los cacahuetes y los arándanos son las más fiables. 

Finalmente, otra buena alternativa son los suplementos de resveratrol. Pero recuerda nunca consumirlos sin antes consultar a un médico.