mujer

¿Beber café reduce el tamaño de tus senos? Esto es lo que dice la ciencia

mujer bebiendo cafe
Raisa Kanareva vía Shutterstock

Mucho se dice acerca de los efectos del café en el cuerpo. Como cualquier otro alimento, la clave está en no excederse. De acuerdo con la Clínica Mayo, beber una o dos tazas al día puede ser benéfico para el hígado. En cambio, si nadas en café como si no hubiera un mañana, aumentan las probabilidades de algunas personas de padecer enfermedades del corazón.

Además de sus efectos en la salud, también podrías haber escuchado que tomar café en exceso podría disminuir el tamaño de tus pechos. Es decir, si redujera las medidas de la cintura, ¡adelante! ¿Pero de los pechos? No cabe duda de por qué ese dato podría preocupar a más de una mujer.

¿El café en verdad hace que tus pechos cambien de tamaño?

mujer midiendose el busto
Anetlanda vía Shutterstock

Uno de los orígenes de este rumor se basa en un estudio científico de 2008 llevado a cabo por la Universidad de Lund en Suecia. Este trabajo tuvo el objetivo de comprobar si la ingesta de café en conjunto con el genotipo CYP1A2 * 1F tiene efectos en el cáncer mamario.

Las enzimas CYP1A2 son las encargadas de metabolizar el café, y también los estrógenos. Como se tenía la hipótesis de que el tamaño de los pechos está relacionado con el riesgo de padecer cáncer de mama, los expertos investigaron si las sustancias que componen al café tienen algún efecto en el desarrollo de esta enfermedad:

Citando al estudio científico:

«En conclusión, el genotipo CYP1A2 * 1F modificó significativamente la relación entre el consumo de café y el volumen de la mama en quienes no usaban anticonceptivos hormonales. Es probable que varios compuestos en el café ejerzan un efecto directo sobre el epitelio mamario. Como el volumen mamario está asociado con el riesgo de cáncer de mama en mujeres delgadas, nuestro hallazgo es compatible con informes anteriores de un efecto protector del café sobre el riesgo de cáncer de mama restringido a mujeres con el alelo C CYP1A2 * 1F».

¿O sea que...?

grupo de amigas bebiendo cafe
Rawpixel.com vía Shutterstock

No, el estudio no descubrió que beber café redujera el tamaño de los senos. Sino que el café sí afectaba el tejido de ciertas mujeres con determinados genes, lo cual parecía reducir su riesgo de padecer cáncer. Quienes más café bebían, eran quienes menor talla de brassier poseían. Se trata de una relación genética, no de una consecuencia que afectara a todas las mujeres por igual. Es un efecto en la composición del tejido, no necesariamente en su cantidad.

También se encontró que entre las mujeres que sí empleaban anticonceptivos hormonales no se presentaba ninguna clase de relación entre el gen CYP1A2 * 1F y el tamaño del busto. ¡Así que tómate ese capuccino sin miedo! Es más, incluso una de las autoras del trabajo científico le explicó a Splinter News que no se reportó ningún enlace causal entre el café y la talla del pecho.

De hecho (y lo más importante), es que estudios posteriores confirmaron que el café es un gran aliado en la lucha contra el cáncer de mama. Las células de los tumores reaccionan a la cafeína, lo cual reduce su reproducción y acelera su muerte. Sobre todo cuando se combinan dos tazas diarias con el medicamento conocido como tamoxifeno, como reportó la Universidad de Lund.

Si te preocupa que tu bebida calientita de la mañana (tarde, noche y a la hora que sea) tenga consecuencias negativas en tu salud, siempre puedes acudir con tu médico. Pero no te apures, mientras tanto, no tendrás que ahorrar para comprar sostenes nuevos.

Te recomendamos: