¿Vives cansada? Es una de las 13 señales del síndrome de fatiga crónica: conoce el resto

salud y sueno4
A. and I. Kruk/Shutterstock

¿Duermes ocho horas y aún así sientes cansancio? ¿No tienes fuerzas para concentrarte ni ganas de hacer ningún tipo de ejercicio físico? Tal vez estés sufriendo del síndrome de fatiga crónica y aún no lo sabes. Conoce sus síntomas y si tienes alguno, consulta con un especialista.

¿Qué es este trastorno y qué lo produce?

Según la Mayo Clinic, se trata de una enfermedad compleja, crónica y poco conocida popularmente. El paciente suele presentar una fatiga constante y dificultades para comunicarse con sus pares. Aún no hay indicios médicos que atribuyan este trastorno a una enfermedad preexistente, pero se cree que provienede una infección viral. El Epstein-Barr es el virus más sospechoso en su generación.

Muchos la llaman «la gripe que nunca se cura». Actualmente un 0,5 por ciento de la población mundial lo posee y el 90% de los casos se da en mujeres.

Síndrome de fatiga crónica: síntomas 

Lia Koltyrina / Shutterstock

Lo que causa la enfermedad es muy variable y depende del organismo de cada persona. Estos son los síntomas del síndrome de fatiga crónica:

  • Hipersensibilidad
  • Fatiga y cansancio extremo
  • Insomnio
  • Intolerancia al frío y al calor
  • Sudoración
  • Naúseas
  • Diarreas
  • Taquicardias
  • Desequilibrios hormonales: inflación de la vejiga
  • Problemas en el sistema inmunitario
  • Dificultad en la concentración y en el aprendizaje
  • Angustia y depresión
  • Ansiedad
reduce la presion arterial facilmente con estas 5 alternativas
Reptile8488 via iStock

¿Cuál es el tratamiento adecuado para aliviar esta enfermedad?

En primer lugar, si sientes alguno de estos síntomas debes acudir a un especialista porque pueden ser signo de diferentes problemas de salud.

Además, es trascendental que practiques técnicas de relajación y descanses tu mente de todo lo que puede afligirte. Una de las recomendaciones es realizar una terapia cognitivo conductual porque reduce rápidamente algunos de los síntomas y mejora notablemente la calidad de vida del paciente. 

Ahora que tienes toda esta información trata de sanar tu alma y relájate ¡Tú puedes!

Artículos recomendados: