Científicos descubren la mejor actividad física para frenar el envejecimiento

tenis exercicio treino 0417 1400x800
Cecilie_Arcurs / iStock

No es ningún secreto el hecho de que la práctica regular de actividades físicas contribuye para el mantenimiento del peso, el fortalecimiento de los músculos y para la salud en general. Pero debes saber que existe un tipo específico de actividad que puede incluso retrasar el envejecimiento.

De acuerdo con un estudio realizado por la Clínica Mayo en Estados Unidos, los ejercicios intensos son más indicados para ayudar al buen funcionamiento de las células musculares, disminuyendo así los daños causados por el avance de la edad. 

Entrenamiento de alta intensidad retarda el envejecimiento

exercicio treino burpee 1216 1400x800
Thomas_EyeDesign/istock

Publicado en la revista científica Cell Metabolism, el experimento contó con un análisis de células de 72 hombres y mujeres de hasta 30 años o de más de 64 años. Todos los voluntarios eran saludables, pero sedentarios. 

Los participantes del estudio fueron distribuidos en 5 grupos diferentes, aleatoriamente: uno de los grupos no se ejercitaba y los otros 4 seguían rutinas de ejercicios diferentes como musculación intensa varias veces por semana, musculación leve, entrenamiento intervalado de alta intensidad (HIIT) tres veces por semana en bicicleta, además de 30 minutos pedaleando en bicicletas ergométricas a ritmo moderado. 

exercicio montanha alpinista 1216 1400x800
Paul Biryukov/shutterstock

Después de un período de 3 meses, los investigadores realizaron nuevos exámenes y pruebas con los voluntarios, incluyendo biopsias de células musculares. Los resultados mostraron que, entre los más jóvenes que se ejercitan intensamente, 274 genes pasaron por cambios de niveles de actividad, en comparación con 170 genes de los que practicaban entrenamientos moderados y 74 de los que sólo hicieron musculación.

El estudio, además, observó que entre los mayores, los voluntarios que llevaron una rutina intensa de entrenamientos presentaron una mejora de cerca de 400 células, comparado con sólo 33 de los que hacían musculación, y 19 entre los voluntarios que se ejercitaron de forma moderada.

Artículo traducido desde el original de VIX Brasil, del autor Paulo Nobuo.